Aparecen junto a la Rúa Nova restos romanos de hornos y de una casa

Lorena García Calvo
lorena garcía calvo LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

Los arqueólogos detectaron una superposición de elementos de varias épocas

23 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El subsuelo lucense sigue arrojando luz sobre el pasado de la ciudad. En el Carril dos Fornos, junto a la Rúa Nova, se está llevando a cabo una extensa excavación arqueológica vinculada a una promoción privada. Tras varias semanas de trabajo, el equipo de arqueólogos que lidera Paco Hervés ha sacado a la luz restos de diferentes etapas que indican que allí hubo una zona de producción, concretamente, hornos, pero también una casa.

La zona en la que trabajan está muy destruida, pero los expertos ya han diferenciado restos de cuatro momentos diferentes. Los más antiguos corresponderían a hornos que datarían del siglo I después de Cristo. Sobre estos se localizaron restos de lienzos de muros que probablemente correspondían a estructuras que podían ser pequeños edificios y que datarían probablemente del siglo II; otro estrato con restos de hornos que serían del III, y también una domus, es decir, una vivienda romana bajoimperial (siglo IV o V), de la que todavía se desconoce la importancia, puesto que el conjunto se encuentra muy dañado. Sobre todo este pasado histórico se alzó además una vivienda del XIX.

A lo largo de los siglos, se fueron reutilizando las estructuras y sobreponiendo unas a otras, y eso ha hecho que lo que los arqueólogos se encuentren sea una inmensa amalgama de restos. Para intentar encontrar sentido a todo su recorrido histórico, en la zona, de unos 400 metros cuadrados, trabajan cuatro arqueólogos, dos peones y un ayudante especializado.