Dos alumnas de FP desarrollan una aplicación móvil que ayuda a encontrar las mejores tapas de Lugo

André Siso Zapata
ANDRÉ S. ZAPATA LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

Carlos Castro

Alba González y Victoria Rodríguez iniciaron este proyecto como un trabajo de clase, pero decidieron llevarlo a la práctica y ya piensan en trasladarse a más ciudades gallegas

17 jun 2021 . Actualizado a las 12:43 h.

La innovación y el emprendimiento, en tiempos de pandemia, valen el doble. Y si se trata de una iniciativa que nace de la nada, solo de la mente de dos jóvenes estudiantes, más todavía. Victoria Rodríguez y Alba González son dos alumnas de Márketing en el CIFP de As Mercedes, en Lugo. Ayer mismo presentaron ante el tribunal de su centro su proyecto de fin de estudios. Se trata de una app móvil, a través de la cual se podrá acceder a un análisis de todos los bares de tapas de Lugo, uno de los atractivos gastronómicos más tradicionales de la ciudad amurallada. Esta aplicación echará a andar el próximo 1 de julio a través de todos los canales oficiales, y tanto los lucenses como los visitantes podrán utilizarla para encontrar los mejores lugares para ir a tomar algo y disfrutar del turismo gastronómico de la capital gallega en este sector.

Una idea evolucionada

«La Comunidad del Tapeo». Así se hará llamar el proyecto encabezado por las dos jóvenes, que echará a andar en apenas dos semanas. «La idea surgió cuando Alba, que es de Porto do Son y no conocía demasiado Lugo, quiso empezar a ir de tapas por el centro. Como la ciudad no era muy familiar para ella, empezó a buscar por Internet algunos sitios a los que ir. «El resultado fue terrible, porque la búsqueda así, en bruto, no te ayuda nada. Así que decidimos montar una aplicación que ayudase a los usuarios a conocer los locales antes de acudir a ellos y que también le eche una mano a los negocios en estos momentos tan difíciles», explica Rodríguez.

La idea original se transformó en su proyecto de fin de estudios, pero no quisieron dejarlo ahí. A pesar de que este trabajo no tiene por qué ser llevado a la práctica real, ellas optaron por intentarlo. «Es una de las razones por las que nuestro tutor está entusiasmado con la iniciativa, porque no es normal que estos proyectos se transformen en algo real», cuenta González. De familia hostelera, ella conoce de primera mano las dificultades por las que están pasando estos locales desde el inicio de la pandemia. «Queremos acercar al usuario a los negocios, y que ambos se retroalimenten y se aprovechen de nuestra ayuda», dice. Su proyecto tiene como objetivo colaborar con los propios locales, llevando a cabo iniciativas, promociones, sorteos, entrevistas, presentaciones de productos y demás. También intentarán mejorar utilizando los consejos de los usuarios, obtenidos a través de sus experiencias. «Estamos abiertas a más ideas que puedan llegar de los clientes, porque al final son ellos los que conocen sus necesidades», dicen.

La aplicación aportará información útil a los usuarios. Esa es la intención de las creadoras, que pretenden crear un sistema en el que se puedan observar los menús, el aforo, los platos típicos, el ambiente del local, «e incluso si es un sitio donde se acostumbra a ver el fútbol o el baloncesto en una pantalla grande, que son cosas que muchos usuarios buscan a la hora de ir a un bar», explican las jóvenes. «La clave es que los bares se sitúen a la vista de los usuarios y que estos sepan donde buscar para encontrar lo que quieren», coinciden. Dividirán Lugo en tres zonas, ya que «no es lo mismo ir de tapas al centro que a A Milagrosa o que a Fingoi»

Alba González se encargó más de la parte creativa, mientras que Victoria Rodríguez se quedó con la gestión y la organización. Aún así, para temas legales, se asesoraron en una gestoría. «Queremos ir en serio», afirman. Además, del diseño se encargó una amiga suya, Marieta Oriol, que estudia precisamente diseño en Cataluña.

Los beneficios que esperan obtener llegarían a través de la publicidad de la app, de las promociones, de su actuación como intermediarias e incluso de la venta de merchandising. También crearán paquetes de entrega de comida a domicilio con su logotipo. «Si todo va bien, esperamos poder dedicarnos a esto y, quien sabe, extendernos a otras ciudades de Galicia», concluyen.