Arrecian las críticas a la ejecución del nuevo carril bici lucense

Lorena García Calvo
lorena g.c. LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

El carril bici de Lugo está siendo objeto de críticas
El carril bici de Lugo está siendo objeto de críticas ALBERTO LÓPEZ

Ciudadanos pide un «período de reflexión» para «enmendar errores»

11 jun 2021 . Actualizado a las 18:46 h.

Las críticas al carril bici de Lugo arrecian. Si el jueves era el PP el que pedía tomarse un tiempo para analizar el proyecto, este viernes era Ciudadanos el que reclamaba al gobierno de Lara Méndez «enmendar los errores» de la ejecución «antes de que sea tarde». La portavoz municipal, Olga Louzao, plantea abrir un período de reflexión para revisar los errores en la ejecución del proyecto, que a su entender no son pocos.

El estrechamiento de Marqués de Ombreiro por un edificio que no está alineado con el resto de viviendas obligará a los vehículos a hacer un quiebro en la carretera, algo «chapucero» a ojos de Cs. También advierten que el impacto de la pérdida de plazas de aparcamiento en el barrio de A Residencia, más allá del debate de las cifras, será elevado.

A mayores, alertan de que tanto en la Rolda do Carme como en Marqués de Ombreiro el carril termina abruptamente contra la acera, coincidiendo con la intersección de otras calles, «una falta de seguridad galopante» y que puede condenar al fracaso al tramo, alerta Louzao.

En la sección que va de la Avenida das Américas a Marqués de Ombreiro el ancho solo es de 40 centímetros, y en la calle Xermán Alonso Huertas, por el costado izquierdo, que es por el que está previsto que discurra el trazado, hay árboles. Además, sostienen que en la intersección entre la Fonte dos Ranchos y la Rolda do Carme la maniobra de incorporación para los vehículos es peligrosa por el peralte y resta visibilidad.

El nuevo carril bici tiene difícil encaje en una parte de la ciudad

Lorena García Calvo

La decidida apuesta por la sostenibilidad del Concello de Lugo ha llevado al gobierno local a poner en marcha varias iniciativas orientadas a convertir la ciudad en un entorno más verde y menos contaminante. Una de las propuestas que se diseñaron para lograr este objetivo fue la creación de una gran senda ciclista de 14 kilómetros que atraviesa ocho barrios, con la que se pretende fomentar el uso de la bici.

El problema es que encajar ese proyecto en parte de la ciudad no es sencillo, puesto que supone reducir o trasladar el número de plazas de aparcamiento y generar algunas complicaciones. Sucede, por ejemplo, en la avenida Marqués de Ombreiro. En esta calle el carril recorre todo el costado derecho, que hasta la fecha servía de aparcamiento para todo el barrio. Esas plazas se pierden y restan así comunidad a los vecinos.

Seguir leyendo