Joaquín Araújo, comisario de la exposición de Lugo: «El origen de la vida es el gran vertedero del Planeta»

Félix Jorquera / L.L. LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

Joaquín Araújo
Joaquín Araújo ALBERTO LÓPEZ

A propósito de la muestra «Os nosos océanos», en la Praza Maior, el prestigioso naturalista clama: «Tenemos la misma capacidad para destruir que para construir; usemos la inteligencia para llevarnos bien con el Planeta»

24 may 2021 . Actualizado a las 11:13 h.

El fondo de la Praza Maior acoge hasta el 10 de junio la exposición Os nosos océanos, organizada por Afundación, la Obra Social de Abanca, con la colaboración del Concello de Lugo y la Editorial Planeta. El comisario de la muestra, el prestigioso divulgador medioambiental Joaquín Araújo, uno de los primeros naturalistas de todo el territorio estatal, estuvo en el programa Voces de Lugo, de Radio Voz.

-Como prueba de la importancia del agua, siete partes del planeta Tierra son agua.

-Intentamos que se perciba la extraordinaria importancia de los océanos del mundo. Para empezar, con una característica que suele pasar inadvertida: el mar es uno solo, utilizar las palabras «agua», «mar» u «océano» en plural es probablemente un tropiezo intelectual. Porque a pesar de ser tanta y tan acogedora, tan capaz de crear diferencias y diversidad, el agua es exclusivamente un solo elemento.

-En Galicia hay opiniones diversas sobre la frontera entre el Cantábrico y el Atlántico.

-Si todas las fronteras que están en los mapas en la parte continental del Planeta son mentira, en el agua es una equivocación fenomenal que nos impide comprender lo que es este planeta, cómo es esta vida y cómo deberíamos comportarnos. Para empezar, los seres humanos somos una emanación más de las aguas oceánicas.

-¿Qué propone la exposición?

-Tiene un carácter universal, y que tengamos un asomo a través de menos de 70 imágenes a la también espectacular multiplicidad vital que alberga el océano, el gran mar de este Planeta. Hay ejemplos de todas las zonas del Planeta; desde un punto de vista organizativo, sí que recorremos los convencionales océanos y mares.

-¿Quiénes son los autores de las imágenes?

-Son de bastantes países, los mejores fotógrafos planetarios en cuanto a fotografía de naturaleza y submarina, que exige más destreza aún.

-¿Qué conclusiones sacamos del estado del mar?

-Hay una de las formas de entender hasta qué punto la enfermedad se ha generalizado en los sistemas naturales, porque queda más en evidencia en la matriz de la vida, su origen y destino, que es el agua del mar. Si queremos hacer un diagnóstico de la salud del Planeta, mirar lo que sucede en los océanos equivale a las analíticas de sangre que nos hacen a nosotros. Al mar van a parar 200.000 toneladas de contaminantes por segundo, y todas proceden de la actividad humana, fundamentalmente, de las ciudades. Por tanto, que el control de la vida, el origen de la misma, lo que sostiene la totalidad de los ciclos y procesos esenciales para la continuidad de todo lo que vivimos en este planeta, que sea el gran vertedero, es la primera de las denuncias de esta exposición.

El océano es el lugar peor explotado desde el punto de vista de sus propios recursos, la sobrepesca es pavorosa, el 90% de los grandes peces ya han sido esquilmados por ese abuso de la extracción pesquera, y todo el urbanismo costero está afectando seriamente a las condiciones vitales del agua marina.

La finalidad de la muestra siempre es didáctica, se alinea con la educación ambiental: se llama la atención sobre los problemas, pero también ofrecemos soluciones. Insisto, hay soluciones, se están creando reservas de biodiversidad en los océanos; la más grande del Planeta, que está en el entorno de Hawái, que creó Obama, es espectacular el beneficio que reporta, cada vez hay más legislación, controles y tecnología para que la pesca sea más sostenible, el empeño de casi todas las políticas ambientales es disminuir residuos y contaminantes... Recordemos que tenemos casi la misma capacidad para destruir que para construir, utilicemos la inteligencia para llevarnos bien con el Planeta.