El cambio de la lona de la carpa de la Praza da Soidade no convence a los comerciantes

André Siso Zapata
André S. Zapata LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

ALBERTO LÓPEZ

El Concello cambió una de las lonas laterales, antes blanca y opaca, por una transparente

11 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Tras el gran número de quejas aportadas por los comerciantes de la Praza da Soidade de Lugo, en las que afirmaban que la gran carpa instalada allí incumplía la ley por su cercanía a las fachadas y que les perjudicaba porque tapaba sus escaparates, este lunes la instalación recibió un lavado de cara. Según los afectados, «una broma de mal gusto». El Concello decidió cambiar una de las lonas laterales de la carpa, hasta este lunes opaca y de color blanco, por una transparente, que permite ver los escaparates de las dos tiendas allí ubicadas desde el interior de la construcción. Este cambio, sin embargo, no parece convencer a los afectados.

Para María Rodríguez, una de las dueñas de los comercios más perjudicados por la instalación de la carpa, esta medida resulta «totalmente inútil». Desde su punto de vista, «no cambia nada» sustituir la lona blanca por una transparente, ya que «solo permite ver los negocios desde el interior de la carpa, la cual está cerrada toda la semana salvo las mañanas de los martes y los viernes».

Las soluciones que proponen, en caso de que no sea posible retirar la carpa «cuanto antes», van desde «quitar las lonas laterales y la tarima interior completamente», para que se puedan observar los escaparates desde cualquier punto de la calle, o «al menos dejar abierta la carpa toda la semana para que la gente la use como vía de paso si llueve y que por lo menos puedan ver ahí a través de la lona», ya que en el otro lateral sigue siendo blanca y opaca.

La instalación lleva colocada allí desde la segunda semana de febrero, y aunque el Concello pensaba retirarla antes de que empezase mayo, se ha prorrogado al menos hasta junio.

Dos mujeres entrando en uno de los locales afectados por la carpa, la cual tiene a menos de un metro de su fachada

Una polémica carpa provoca pérdidas de hasta el 90 % en varios comercios de la Praza da Soidade

ANDRÉ S. ZAPATA

El pasado 11 de febrero comenzó, por iniciativa del Concello de Lugo, la colocación de una gran carpa de color blanco en la Praza da Soidade, en pleno casco histórico de la ciudad amurallada. En ese momento, empezó el calvario de los comercios que se sitúan allí, ya que la decisión de ubicar esta construcción allí no ha dejado de provocarles pérdidas monetarias debido, principalmente, a que la carpa tapa gran parte de las fachadas y los escaparates del lugar.

Inicialmente, la carpa fue instalada por el Concello con la idea de prolongarla durante 75 días. Hace casi dos semanas que se sobrepasó esta fecha, y el Gobierno local ya ha decidido mantenerla, al menos, hasta el mes de junio. El motivo de la colocación de esta construcción es ubicar a los placeros que se quedaron sin su lugar de trabajo por las obras de la planta baja del mercado de abastos. Se trata de comerciantes, mayoritariamente, de fuera de la ciudad de Lugo, que acuden los martes y los viernes por la mañana para vender su producto.

Seguir leyendo