«No podemos negarle los permisos a Rambo porque la gente le tenga miedo», dice la subdirectora de la cárcel de Monterroso

La subdirectora de la prisión de la que huyó Chacón explica el procedimiento

Alfredo Sánchez Chacón, durante un juicio en Pontevedra
Alfredo Sánchez Chacón, durante un juicio en Pontevedra

Lugo / La Voz

La prisión de Monterroso, en Lugo, tiene 120.000 metros cuadrados de superficie hábil. Posee espacio para 328 internos. Cuenta con más de treinta viviendas para los funcionarios de prisiones que las necesiten. Y, desde hace un mes, tiene un preso menos de los que debería. Alfredo Sánchez Chacón, el Rambo gallego, no regresó a la cárcel después de su permiso el pasado 15 de marzo. Condenado por asesinato y otros delitos a más de 25 años de prisión, con un gran historial de huidas y entrenamiento militar, se encuentra fugado desde entonces.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

«No podemos negarle los permisos a Rambo porque la gente le tenga miedo», dice la subdirectora de la cárcel de Monterroso