Lugo / La Voz

La carrera por la casa ubicada en la calle Flor de Malva que el juzgado lucense ofertó por un precio base de un céntimo tenía que haber acabado este miércoles. Sin embargo, un aluvión de solicitudes obligó al juzgado a posponer la conclusión, que estaba prevista para las seis de la tarde y finalmente terminó en la madrugada de este jueves. El pujante ganador se llevará un inmueble, de aproximadamente 155 metros cuadrados, que estuvo okupado durante años y cuya planta superior ardió en el 2017. Cinco días después de salir a subasta, la puja más alta ya era de 17.000 euros y finalmente, se vendió por 43.000.

La casa está en estado semirruinoso, repleta de basura y bártulos en su interior. Además, la reforma podría superar con creces lo que desembolse el pujante ganador. La propiedad que subastó el juzgado de Lugo incluye también una segunda construcción: un pequeño garaje al que se accede a través de una finca repleta de vegetación y anexa a la vivienda.

Vecinos de la zona explicaban este miércoles que la rúa Flor de Malva estuvo muy transcurrida desde que La Voz publicó la noticia de que la propiedad salía a subasta desde un céntimo. «Isto parecía a Gran Vía de Madrid. A xente chegaba, aparcaba en dobre fila e despois asomábase polas ventás da casa para intentar ver o interior», cuenta un residente, que también puntualiza que el mal estado de la propiedad echó para atrás a muchos interesados. «Moitos viñan ilusionados pero ao final, parece que marchaban con mala cara», confirma otro vecino de esta calle, ubicada en el barrio lucense de A Piringalla.

Otras pujas activas

El juzgado lucense tenía este miércoles 19 subastas abiertas, algunas de ellas compuestas a su vez por varios lotes.

Salen a subasta sin requerir una cantidad mínima a la hora de pujar numerosas fincas a los pies de Lugo, pero también un piso en la calle Magnolia 37 valorado en 68.000 euros y un garaje en la Ronda de Outeiro de Becerreá tasado en 107.000 euros, algo que deja sobre la mesa que las valoraciones están, en ocasiones, muy por encima del precio real de las propiedades.

En la costa

El juzgado ofrece también varias fincas rústicas en Cervo. No requieren de una puja mínima y el valor de las propiedades, según recoge el portal telemático del BOE, oscila entre los 500 y los 4.000 euros. En esta misma localidad se aceptan pujas por una vivienda de 99 metros cuadrados a cuyo propietario reclaman más de 53.000 euros.

En Chantada sale a subasta un piso en la Avenida de Monforte número 32, además de un garaje en el mismo edificio. En Monforte y con una puja mínima de casi 23.000 euros los interesados pueden aspirar a un piso en la calle Sarria. Se trata de una sexta planta de 120 metros cuadrados. Por un valor aproximado, el juzgado ofrece otro inmueble de 112 metros cuadrados en la quinta planta de esa misma rúa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La casa okupada de Flor de Malva que salió a subasta por un céntimo se vendió por 43.300 euros