Así combate Lugo el fibrocemento: 1,2 millones para 4 kilómetros de tuberías

El plan de sustitución de las canalizaciones avanza, a la espera de que se cierre el proyecto para el Grupo La Paz, que puede suponer otros los 600.000 euros

Lugo invertirá este año 1,2 millones en sustituir las tuberías de fibrocemento
Lugo invertirá este año 1,2 millones en sustituir las tuberías de fibrocemento

lugo / la voz

En los últimos cuatro años la brigada municipal de Lugo tuvo que intervenir en 60 averías ocasionadas por el deterioro de las canalizaciones de agua en la ciudad. Avisos que, además de suponer un coste, generaban molestias en los vecinos. Para evitar ambos inconvenientes, el gobierno de Lara Méndez anunció a finales del año pasado la puesta en marcha de un plan para erradicar el fibrocemento de las canalizaciones. Un proyecto ambicioso que avanza a buen ritmo y que supondrá desembolsar este año 1,2 millones de euros.

En Lugo se estima que el 6 % de las canalizaciones de agua son de fibrocemento, un material que en situaciones normales no supone un riesgo para la salud, pero que cuando se rompe y se maneja sin cuidado desprende amianto, una sustancia nociva. Con el paso de los años, el fibrocemento tiende a cristalizar y esto hace que sea más sensible a las vibraciones, a los cambios de presión y a alteraciones similares, de ahí que cuando las canalizaciones son ya viejas, se vuelven más propensas a las roturas y averías y hay que intervenir.

En el caso de la ciudad amurallada, Medio Ambiente identificó cuáles eran las calles con mayor índice de averías y diseñó el plan de sustitución del fibrocemento que en estos momentos se centra en las calles Bataneira y Figueira. En total, a lo largo del 2021 el Concello cambiará 240 acometidas en 14 calles. Un total de 4.080 metros de tuberías que dejarán atrás el fibrocemento y pasarán a ser de fundición. «Supón maior comodidade para o usuario e menor nivel de incidencias, que son custosas e moitas veces reiteradas», explica el concejal Álvaro Santos.

Además de Bataneira y Figueira, se sustituirán metros de fibrocemento en las calles Armórica, Rei don García, Marqués de Ombreiro, Marina Española, Escultor Asorei y en varias del Barrio da Cheda: Río Landro, Eume, Pousadela, Masma, Sar, Pambre y Azúmara.

El proyecto, además de quitar el fibrocemento, implica la renovación completa de las aceras (y en algún punto, también del saneamiento), lo que se traduce en 6.550 nuevos metros de pavimento en estas calles.

El proyecto del Grupo La Paz

La retirada de las canalizaciones de fibrocemento del subsuelo lucense tendrá lo que se podría llamar una segunda fase en el Grupo La Paz (entre Fingoi, Marina Española y República Argentina). Ahí es necesaria una intervención amplia que requiere un proyecto propio muy detallado. Como el volumen de trabajo de los técnicos municipales es muy elevado, y el Concello quiere acometer el cambio cuanto antes, decidió encargar a una empresa externa la redacción del plan, que costará 18.000 euros.

La previsión es tener a lo largo de este año ese proyecto para consignar su presupuesto y adjudicarlo. Se trata de una intervención de envergadura que podría suponer más de 600.000 euros de inversión.

La reparación de las emergencias por averías de agua, en vías de solución

lorena garcía calvo

El Concello prevé contratar a una empresa que se encargue de las reparaciones de urgencia cuando los operarios de la brigada de aguas no estén operativos

La red de suministro de agua de la ciudad de Lugo está obsoleta en muchas zonas y cada poco tiempo registra averías y roturas que son un incordio para los vecinos. Si estas roturas se producen en el horario laboral de la brigada de aguas, los trabajadores municipales acuden a solventar el problema a la mayor brevedad, pero si los fallos se detectan de noche o en fin de semana, la situación se complica.

Los trabajadores de la brigada, ocho incluyendo al encargado, tienen dos turnos. Uno va de 8 a 14:30 y el otro de 14:15 a 20:45. A partir de ahí ya están fuera de su horario laboral y desde el año 2017 no hacen guardias. Esto se debe a que en su momento hubo un conflicto por el modo en que se debían abonar las horas extra, de manera que los trabajadores decidieron judicializar la cuestión -que sigue pendiente de resolución- y no hacer turnos fuera del horario establecido.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Así combate Lugo el fibrocemento: 1,2 millones para 4 kilómetros de tuberías