La reforma y limpieza de los caniles, un deber pendiente del Concello

El PP afirma que los usuarios han dejado de usarlos por su mal estado


LUGO / LA VOZ

El Concello de Lugo siempre ha presumido de la accesibilidad y urbanización «amable» de la ciudad amurallada. Sin embargo, hay una instancia en la que todavía hay mucho por hacer: los caniles. A pesar de que varios de ellos (como el de Serra dos Ancares) se han inaugurado bajo el actual mandato, también es cierto que muchos de los ya existentes se encuentran en un estado que impide su disfrute por parte de los perros y sus dueños. Hay 3.341 canes censados en el municipio, por lo que este tipo de recintos son la única vía que tienen muchos ciudadanos para sacar a sus perros a tomar el aire.

El Partido Popular de Lugo, en boca de Óscar Poy, uno de sus concejales, asegura que «as últimas chuvias agravaron a problemática co que resulta perigoso soltar ás mascotas xa que poderían mancarse nas pozas, algunha de varios centímetros de profundidade e ensuciarse de arriba a abaixo». Además, insisten en que, en algunos casos, como el del canil de Frigsa, «hai usuarios que deixaron de utilizalo polo seu mal estado». Incluso han llegado a llamar de forma irónica a este recinto como «lamapárking para cans», en una clara comparación con el aparcamiento del HULA, en un estado similar.

Finalmente, Óscar Poy explicaba que «é comprensible que os usuarios se queixen porque os cans que entran neste canil se ensucian de arriba a abaixo e o máis grave é que hai pozas cunha profundidade de varios centímetros que poden ser trampas para as mascotas, que mesmo poden chegar a romperse unha pata». Reclaman, en resumen, una mejora urgente en el drenaje de estos recintos.

El fin de la reforma de As Estantigas acumula un retraso de más de dos meses

El pasado día 24 de noviembre dieron comienzo las obras de reforma del canil de As Estantigas, al pie de la Muralla por la zona norte de la ciudad. El Ayuntamiento, según la alcaldesa Lara Méndez, destinó casi 50.000 euros para esta obra. La duración de la reforma estaba previsto que fuese de alrededor de cuatro semanas, por lo que, según el Concello, estaría listo antes del fin del año 2020. Dos meses después, sigue sin atisbarse la finalización de la obra y el recinto sigue cerrado al público.

Para los usuarios habituales de estos servicios, la combinación del mal estado del canil de Frigsa y las obras del de As Estantigas ha provocado que muchos se replanteen utilizar estos recintos para sacar a sus perros. «Cuando llueve, el terreno se vuelve completamente impracticable», explica un hombre, que prefiere no dar su nombre, sobre la situación de los caniles del Concello. Explica que antes del inicio de la pandemia utilizaba mucho el recinto de As Estantigas, pero hace unos meses decidió cambiarse al de Frigsa, aunque el resultado no fue el mejor: «Los perros, además de mancharse, pueden torcerse una pata y hacerse daño. Es una pena el estado del canil, porque nos vendría bien a todos tenerlo reformado».

Fina Rubinos, otra usuaria habitual de estos servicios, confirma que ella y otros vecinos llevaron la marquesina que hoy se encuentra en el parque de Frigsa. «Pensamos que lo mejor era poner un sitio donde resguardarnos cuando lloviese un poco, así que decidimos poner la marquesina entre todos, con unos plásticos por encima, como pudimos, con tal de refugiarnos del agua», explica. Ella y otros usuarios llevan más de dos años reclamando un sistema de drenaje para el canil de Frigsa: «Una vez incluso hablé con varios concejales que me acompañaron hasta el canil, pero no se terminó haciendo nada. Al final da lo mismo PSOE que BNG o PP, todos te dan la razón pero no se hace nada para solucionarlo». Lo peor, para ella, es que es el único parque que tiene cerca mucha gente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La reforma y limpieza de los caniles, un deber pendiente del Concello