Así fue el caso Garañón: «Sospechas vanas» en una investigación judicial que se inició hace ya diez años

El caso ahora archivado y que apartó al entonces líder socialista de la carrera hacia la presidencia de la Xunta arrancó con una denuncia en el 2009

Los propietarios han tapado los accesos a O Garañón
Los propietarios han tapado los accesos a O Garañón

Redacción / La Voz

La frase puede ayudar a resumir lo ocurrido con Besteiro y el caso Garañón: «Ninguna imputación puede basarse en sospechas tan vanas». Pertenece al auto de la Audiencia Provincial de Lugo por el que se ordena el archivo de la investigación abierta en el año 2011 por la jueza Pilar de Lara contra José Ramón Gómez Besteiro, que llegó a ser líder de los socialistas de Galicia y aspirante a candidato a la presidencia de la Xunta, y contra quien era alcalde de Lugo, José López Orozco. La magistrada, sancionada después con la pérdida de su destino en Lugo por sus dilaciones judiciales, atribuía a ambos políticos varios delitos de prevaricación, contra el territorio, de tráfico de influencias y de falsedad documental. A mayores, a Besteiro le imputaba cohecho, blanqueo de capitales y negociación prohibida y abuso en la función pública. Ahora, la Audiencia de Lugo archiva la causa, porque «se ha construido sobre meras sospechas que no alcanzan el carácter de indicios», o porque «no tienen cabida en el ámbito penal».

Esas sospechas se iniciaron a raíz de una denuncia recibida en el 2009 sobre una posible prevaricación urbanística respecto al plan denominado O Garañón, que se desarrollaba en una parcela de las cuestas del parque Rosalía de Castro de Lugo, y en la que se investigaba un supuesto trato de favor a dos promotores cuando Orozco era alcalde, y Besteiro, su concejal de Urbanismo.

En el auto en el que ponía fin a la instrucción, la jueza De Lara apreciaba indicios de que Besteiro había comprado un piso, sin pagar parte de su precio ni las obras de reforma, al socio de una constructora que supuestamente había recibido un trato de favor por parte del Concello. Sin embargo, la Audiencia de Lugo critica ahora que la instructora del caso utilice «conceptos tan imprecisos» como que el investigado compró el piso «barato» para argumentar su imputación. Los magistrados recuerdan que Besteiro aportó documentación sobre la vivienda y justificó los pagos que hizo. Ven «creíble» su relato y advierten que se le hizo «un exhaustivo examen patrimonial».

Pero esas sospechas de De Lara acabaron con la carrera política del líder de los socialistas gallegos, que tuvo que presentar su dimisión en el 2016. Pocas veces se podrá decir de una manera tan justificada que la Justicia llega tarde.

Archivada la causa del Garañón, que llevó a dimitir a Gómez Besteiro cuando lideraba el PSdeG

André S. Zapata
Besteiro, cuando renunció a la secretaria general del PSdeG en el 2016
Besteiro, cuando renunció a la secretaria general del PSdeG en el 2016

La Audiencia exonera también a López Orozco, exalcalde de Lugo, en un nuevo correctivo a la jueza Pilar de Lara. El abogado del exlíder socialista lamenta que el archivo no repara el daño que hizo a su carrera política

La Audiencia Provincial de Lugo ha archivado el Caso Garañón. Este auto exonera de responsabilidad a José Ramón Gómez Besteiro, quien iba a ser candidato del PSdeG a la Xunta en las elecciones del año 2016, y que dimitió de su cargo a raíz de este proceso, y al exalcalde de la ciudad de la muralla, Xosé Clemente López Orozco. Este archivo supone un nuevo revés para la exjueza de Lugo, Pilar de Lara. El propio auto reconoce que «ninguna imputación puede basarse en sospechas tan vanas» como sobre las que se asentaba su escrito inicial.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Así fue el caso Garañón: «Sospechas vanas» en una investigación judicial que se inició hace ya diez años