Archivada la causa del Garañón, que llevó a dimitir a Gómez Besteiro cuando lideraba el PSdeG

La Audiencia exonera también a López Orozco, exalcalde de Lugo, en un nuevo correctivo a la jueza Pilar de Lara. El abogado del exlíder socialista lamenta que el archivo no repara el daño que hizo a su carrera política

Besteiro, cuando renunció a la secretaria general del PSdeG en el 2016
Besteiro, cuando renunció a la secretaria general del PSdeG en el 2016

Lugo / La Voz

La Audiencia Provincial de Lugo ha archivado el Caso Garañón. Este auto exonera de responsabilidad a José Ramón Gómez Besteiro, quien iba a ser candidato del PSdeG a la Xunta en las elecciones del año 2016, y que dimitió de su cargo a raíz de este proceso, y al exalcalde de la ciudad de la muralla, Xosé Clemente López Orozco. Este archivo supone un nuevo revés para la exjueza de Lugo, Pilar de Lara. El propio auto reconoce que «ninguna imputación puede basarse en sospechas tan vanas» como sobre las que se asentaba su escrito inicial.

El auto también exime a Gómez Besteiro, exlíder del PSdeG, que decidió dejar su cargo a raíz de la imputación por esta causa. Además, el resto de funcionarios acusados también quedan libres de culpa tras este archivo, según el auto de la Audiencia. La magistrada defendía en uno de sus escritos, en el año 2019, que José Ramón Gómez Besteiro (anterior secretario general del PSdeG, exconcejal de Urbanismo y expresidente de la Diputación), y el exalcalde lucense Xosé Clemente López Orozco debían seguir imputados en la causa relacionada con las presuntas irregularidades cometidas durante el desarrollo urbanístico de O Garañón.

El abogado del exlíder del PSdeG, aunque satisfecho con la resolución, lamentaba que el archivo de la causa «no repara todo el daño que hizo la jueza Pilar de Lara», en tanto que su cliente tuvo que dejar la política por aquella instrucción.

El sumario investigaba supuestos delitos de prevaricación, contra la ordenación del territorio, tráfico de influencias y falsedad documental y tenía bajo el punto de mira, además de estos dos políticos, a responsables municipales de los departamentos de arquitectura, urbanismo y licencias y a promotores. El auto rechaza también cualquier indicio de delito en la compra de una vivienda del inmueble por parte de Gómez Besteiro o de unas plazas de garaje por parte de Xosé López Orozco.

El exlíder del PSOE en Galicia, sin embargo, sigue figurando como imputado en la pieza principal de la llamada Operación Pulpo, a pesar de que en los últimos años se han ido archivando piezas complementarias de la trama general.

Al margen de la «Pulpo» y volviendo al Caso Garañón, el auto de la Audiencia Provincial al que ha tenido acceso La Voz de Galicia explica que «no se advierte la existencia de un delito de prevaricación urbanística» e incide en que «no se está discutiendo la idoneidad del proyecto o si podría haberse hecho mejor, lo que aquí interesa es si se llevó a cabo a sabiendas de que beneficiaba a este promotor en detrimento de otros y de la ciudadanía, tal y como establece el Auto». Además, el auto señala que «ese estudio de detalle perjudicó el solar inicialmente de Telefónica y más tarde de la parte personada, Inversiones Malleo, pero no es competencia del derecho penal determinar si esa actuación fue correcta administrativamente o podría haberse hecho de otro modo, ni el estudio del planeamiento urbanístico de una zona de Lugo». 

Torres do Garañón sobre el Parque Rosalía
Torres do Garañón sobre el Parque Rosalía

«Es por lo expuesto que la Sala estima que el Auto recurrido se ha construido sobre meras sospechas que no alcanzan el carácter de indicios, por lo que una vez agotada la instrucción ha de dictarse un pronunciamiento de sobreseimiento provisional y archivo», es la conclusión del auto. Fuentes judiciales confirman que este auto, en principio, no es recurrible.

Las reacciones no se han hecho esperar. El primero, el propio López Orozco, exalcalde socialista de Lugo, que explica que «este auto desmonta totalmente as argumentacións e inventos da xuíza», y afirma que «nada do que ela formulou é certo». Acusa a Pilar de Lara de provocarles «unha década de sufrimento» a todos los ahora exculpados, ya que «foi capaz de acusarnos de urdir unha trama corrupta para favorecer intereses particulares», pero se consuela afirmando que «hoxe quedou claro que só eran produto da súa imaxinación, non reais». López Orozco concluye aludiendo a todas aquellas personas que le apoyaron tras su imputación, desde su familia hasta a sus votantes en Lugo. Destaca a sus compañeros del partido, «sobre todo a Alfredo Pérez Rubalcaba e Elena Valenciano, que desde o primeiro momento brindáronme o seu apoio incondicional desde Madrid».

Gregorio Arroyo, abogado de López Orozco, afirma que «lo más importante es que este auto hace una fotografía perfecta de la forma de proceder de la jueza, Pilar de Lara, dejando claro que su acusación se basaba en conjeturas que quedan totalmente desautorizadas ahora». Reconoce, además, que el proceso era «muy complejo», y da la enhorabuena a la magistrada por un auto que considera como «realmente completo y preciso». Además, insiste en que toda la causa fue «injusta, tanto por el tempo que han tenido como investigados a los acusados como por la materia en sí, que nunca fue constitutiva de delito». Finalmente, dice que tanto él como su cliente se muestran «satisfechos», ya que «se pone fin a más de diez años de perjuicios personales, profesionales y políticos hacia, sobre todo, los señores López Orozco y Gómez Besteiro».

Las obras de O Garañón, paralizadas desde el año 2010, fueron las protagonistas de un terremoto político durante la última década en Lugo. Este auto parece desestimar, finalmente, todas las acusaciones de la jueza Pilar de Lara relativas al Caso Garañón

Así fue el caso Garañón: «Sospechas vanas» en una investigación judicial que se inició hace ya diez años

José Manuel Pan
Los propietarios han tapado los accesos a O Garañón
Los propietarios han tapado los accesos a O Garañón

El caso ahora archivado y que apartó al entonces líder socialista de la carrera hacia la presidencia de la Xunta arrancó con una denuncia en el 2009

La frase puede ayudar a resumir lo ocurrido con Besteiro y el caso Garañón: «Ninguna imputación puede basarse en sospechas tan vanas». Pertenece al auto de la Audiencia Provincial de Lugo por el que se ordena el archivo de la investigación abierta en el año 2011 por la jueza Pilar de Lara contra José Ramón Gómez Besteiro, que llegó a ser líder de los socialistas de Galicia y aspirante a candidato a la presidencia de la Xunta, y contra quien era alcalde de Lugo, José López Orozco. La magistrada, sancionada después con la pérdida de su destino en Lugo por sus dilaciones judiciales, atribuía a ambos políticos varios delitos de prevaricación, contra el territorio, de tráfico de influencias y de falsedad documental. A mayores, a Besteiro le imputaba cohecho, blanqueo de capitales y negociación prohibida y abuso en la función pública. Ahora, la Audiencia de Lugo archiva la causa, porque «se ha construido sobre meras sospechas que no alcanzan el carácter de indicios», o porque «no tienen cabida en el ámbito penal».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

Archivada la causa del Garañón, que llevó a dimitir a Gómez Besteiro cuando lideraba el PSdeG