Paxariños y Marcos Cela se incluirán en el mantenimiento de zonas verdes

Lorena García Calvo
lorena garcía calvo LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

El parque Marcos Cela
El parque Marcos Cela Óscar Cela

El nuevo contrato de parques y jardines incrementará la superficie a cuidar

14 ene 2021 . Actualizado a las 12:40 h.

En el debate del estado del Concello la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, se comprometió a que a lo largo del 2021 todos los contratos municipales caducados (cerca de una veintena) se renovarían. Uno de ellos es el de mantenimiento de las zonas verdes. El actual, en manos de Calfensa, entró en funcionamiento en el año 2013 y lleva prorrogado desde el 2017.

En los ocho años que han transcurrido desde que se redactó el anterior pliego, la ciudad de Lugo ha ganado en zonas verdes y arbolado y el nuevo contrato deberá contemplar esas circunstancias. También los parques que el Ayuntamiento fue recepcionando a posteriori. Y es que el mantenimiento adecuado de las zonas verdes es imprescindible en cualquier concello, pero más todavía en uno como el de Lugo, que hace del cuidado del medio ambiente y las ciudades confortables su bandera.

A nivel práctico, el nuevo contrato recogerá el cuidado de parques como el de Os Paxariñas, al lado de Fontiñas, que hoy se apenas recibe atención, o el Marcos Cela, en Aceña de Olga. Que se contemplen en el nuevo contrato permitirá que se haga un cuidado más reglado y sistemático de esas zonas verdes. La de Marcos Cela presenta un buen aspecto, más allá de alguna basura sin recoger, pero al de Os Paxariños le vendría bien un lavado de cara. Por ejemplo, sobre la pérgola de madera que hay en un lateral cuelgan ramas como si se tratase de lianas, y los servicios de limpieza parece que hace tiempo que no pasan por allí.

El parque de Os Paxariños
El parque de Os Paxariños Óscar Cela

Hasta la fecha, lo que hace el Concello de Lugo con las zonas verdes que no están contempladas en el contrato es enviar a la brigada de Medio Ambiente a que las adecente todo lo posible, o en algún caso incluso ha firmado algún contrato puntual. El nuevo pliego resolverá este sinsentido, y también podría incluir la zona verde que rodea el Pazo de Feiras, cuidada hasta el momento por un convenio entre la Fundación y el Concello, pero que podría incorporarse también al listado de obligaciones de la nueva concesionaria.

Los árboles se duplican

El contrato original del mantenimiento de zonas verdes contemplaba el cuidado de 1.914 árboles en la ciudad. El proyecto del nuevo pliego, cuyo primer boceto ya se barruntaba allá por el 2019, hablaba de cerca de 4.300. La explicación a esto se encuentra, sobre todo, en el Arboretum de As Gándaras, donde en los últimos años, y enmarcado en la estrategia verde que lidera Lara Méndez, el Ayuntamiento ha plantado hasta 15 hectáreas de frondosas autóctonas que necesitarán cuidados.

El parque que rodea el Pazo de Feiras
El parque que rodea el Pazo de Feiras Óscar Cela

Las que también tendrían cabida en el nuevo contrato serían las rutas de senderismo que surcan el municipio y que rondan los 30 kilómetros. Ya en su momento se apuntó que se contemplaba incluirlas en el nuevo pliego. Esta quizás también sería una buena oportunidad para que se clarificase quién es responsable de alguna de ellas. La de los Muíños do Mera, por ejemplo, necesita una reparación urgente, pero primero el Concello tendría que asumir su titularidad, que ahora mismo está en manos de Medio Rural, que fue quien la puso en marcha, aunque en su momento descansó su cuidado en terceros.

Sumando metros y más metros, todo indica que las cerca de 90 hectáreas de zonas verdes que se incluían en el contrato original se multiplicarán en el próximo, lo que convertirá todo el servicio en mucho más ambicioso y adecuado para un concello de 100.000 habitantes que quiere mimar cada metro de zona verde del que dispone.

El Concello de Lugo busca empresa para cuidar más de 4.200 árboles

Xosé Carreira

El Concello busca cuidador para 4.272 árboles. Esa es la cantidad que figurará en el nuevo contrato de conservación y mantenimiento de las zonas verdes de la ciudad y las que son propiedad de la institución municipal. La adjudicación correspondiente al concurso de 2012 fue para la empresa lucense Calfensa que sigue operando hasta que se produzca la nueva adjudicación.

El nuevo contrato supone un aumento considerable en lo que a especies arbóreas respecta. Pasa de las 1.914 del documento anterior a las 4.272, según explicaron fuentes municipales. Además, también hay un aumento considerable en cuanto al número de hectáreas a las que tendrá que hacer frente el nuevo adjudicatario. Hasta ahora eran 88,8 y, con la entrada en vigor de la nueva adjudicación, serán 12 que corresponden a 102 hectáreas. «O esforzo que imos facer en zonas verdes na cidade non ten precedentes», aseguró una fuente del gobierno socialista.

Seguir leyendo