Hace 30 años, Lugo crecía en edificios y en servicios hacia As Fontiñas

Xosé María Palacios Muruais
XOSÉ maRÍA PALACIOS LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

Vista de la ronda das Fontiñas, con el IES Sanxillao en primer término
Vista de la ronda das Fontiñas, con el IES Sanxillao en primer término ALBERTO LÓPEZ

La prevista construcción de un instituto reflejaba el auge del sudeste de la ciudad

06 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El que entra en Lugo por la carretera de A Fonsagrada (LU-530) percibe, a medida que se acerca al casco urbano, que se encuentra ante una de las zonas de reciente expansión de la ciudad: los edificios que aparecen como fachada sudeste son la evidente prueba de ese crecimiento de las últimas décadas. Hace ahora 30 años, ese crecimiento estaba en marcha e incluía edificios en obras y otro que estaba proyectado.

Mientras se levantaban bloques de viviendas, estaba prevista la construcción de un instituto. Por su parte, el Concello pretendía tomar medidas que acompañasen ese crecimiento con la creación de más zonas verdes. Estaba en marcha una revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que, entre otros detalles, incluía la aparición de más zonas verdes en el barrio. El instituto que estaba proyectado en esa parte de la ciudad iba a levantarse en terrenos conseguidos por el Concello con un convenio: los había logrado tras un acuerdo con la empresa promotora del hipermercado de As Saamasas, y se los cedía a la Xunta para que construyese el centro docente.

Pocos meses después de que el Concello, siendo alcalde Vicente Quiroga, anunciase planes para dotar de zonas verdes al barrio, en el tramo central de la avenida se plantaban setos. Esos brotes verdes podrían interpretarse como señal de nuevos tiempos para la zona, pero el crecimiento llegó acompañado de dudas y de temores. La avenida era entonces usada como aparcamiento de vehículos pesados pese a la prohibición decretada por el Concello. La asociación vecinal llegó a temer, en los primeros meses de 1991, que los fondos previstos para el instituto se desviasen para otro fin. Recién iniciado 1993, en una columna publicada en este periódico, el periodista Rafael Vilaseca citaba la consecución de zonas verdes en esa zona como un deseo del nuevo año.

Con alrededor de 1,5 kilómetros de longitud, que van de la confluencia con la LU-530 a la intersección con la calle Montirón, la ronda das Fontiñas, que en 1991 era ronda de Carrero Blanco, tiene un instituto, el IES Sanxillao, que ha cumplido las bodas de plata. En la bajada hacia el paseo del Rato se creó el parque dos Paxariños; a la construcción de edificios le siguió la de supermercados y de restaurantes, y para favorecer la conexión con el centro de la ciudad se instaló un ascensor.

El auge del Camiño Primitivo se nota en la zona, pues por la ronda pasa el trazado de la ruta que entra en la ciudad. La plaza del Camino Primitivo, nombre dado a un espacio de esa parte de la ciudad, se ha incorporado a los escenarios de conciertos del San Froilán.

CON TU SUSCRIPCIÓN PUEDES ACCEDER A TODAS LAS NOTICIAS PUBLICADAS EN LA VOZ DE GALICIA, DESDE 1882 HASTA HOY, BUSCANDO POR PALABRA CLAVE