La Policía Local de Lugo sancionó a 79 personas durante el fin de semana por incumplir las medidas sanitarias

La mayoría de ellas se interpusieron a personas que circulaban por la calle sin justificación durante el horario de toque de queda

Actuación de la Policía Local de Lugo, en una foto de archivo
Actuación de la Policía Local de Lugo, en una foto de archivo

Lugo / La Voz

Durante este pasado fin de semana, la Policía Local de Lugo levantó 79 actas de denuncia contra aquellas personas que estuviesen incumpliendo alguna de las medidas sanitarias vigentes en el Concello en la actualidad. Las infracciones se dividieron en varios tipos. 

35 actas de denuncia respondieron a una infracción a la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana por incumplir el toque de queda entre las 23.00 y las 6.00 horas, sin hallarse incluido en ninguna de las causas de excepción. 15 sanciones fueron por una infracción a la Ley de Salud de Galicia, por la realización de botellones. 10 denuncias fueron en un botellón detectado en el Adarve de la Muralla y 5 en la calle Río Támega. 14 actas de denuncia fueron por incumplir la prohibición de reunirse un número mayor de no convivientes del permitido

Otras 10 se impusieron por el incumplimiento de entrada y salida del término municipal de Lugo, sin hallarse en ninguna de las causas de excepción. 3 actas de denuncia por una infracción a la Ley de Salud de Galicia, por transitar por la vía pública sin hacer uso de la máscara de protección. 1 acta de denuncia por fumar en espacio público sin mantener la distancia de seguridad interpersonal, y otra por falta de respeto y consideración a los agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones, según la Policía Local. 

La alcaldesa, Lara Méndez, explicó que es un asunto de «conciencia social», y que es necesario que «se extienda» como sí ocurre con, por ejemplo, «el uso de la mascarilla».

Seguridad vial

Durante el fin de semana, se establecieron diversos filtros de seguridad vial en varias zonas de la ciudad, realizándose controles de alcoholemia. En uno de ellos, la policía interceptó a un conductor sin puntos en el carné de conducir. Además, dio un resultado positivo de 0,41 mg/l, casi el doble de lo permitido. Dicho conductor se enfrenta la una pena de prisión de tres a seis meses, y a una sanción de 500 euros y la retirada de 4 puntos del permiso de conducir.

Otro conductor, que presentaba signos de embriaguez, fue sometido a las pruebas de detección alcohólica lanzando un resultado positivo de 0,86 mg/l (triplicaba la tasa máxima permitida). El vehículo fue inmovilizado.

También se detectó un vehículo sobre lo que pesaba mandamiento de búsqueda y captura por embargo, siendo retirado por el servicio de grúa y precintado en el Depósito Municipal.

Detenidos por desobediencia

Agentes de la Policía Nacional de Lugo detuvieron en la noche del sábado a dos varones de diecinueve y veintinueve años, respectivamente, por un delito de desobediencia y resistencia. Los hechos ocurrieron el pasado sábado después del horario establecido como toque de queda en el estado de alarma pasadas las once de la noche. Los agentes que se desplazaron al lugar pudieron observar como uno de los clientes de un bar de la zona, grita y advierte a los de dentro de que «no abrieran».

Una vez se identificó a este joven, junto con su acompañante, los agentes procedieron a la identificación de otros dos varones que estaban en la acera de enfrente entre los edificios de la plaza de la Horta do Seminario. Los Policías actuantes solicitaron la documentación a estas dos personas, quienes se negaron a identificarse. En ese momento, uno de ellos empujó a uno de los miembros de la Policía Nacional y ambos echaron a correr en dirección al centro de la ciudad. Antes de ser atrapado, un de ellos lanzó un teléfono móvil al suelo. Preguntado por su procedencia, dijo que era de un amigo.

Mientras se estaban tramitando las diligencias en Comisaría tras el incidente,se presentó en las oficinas el varón que había sido identificado delante del bar en la calle Salvador de Madariaga, reclamando el teléfono móvil que portaba uno de los detenidos. A pesar de manifestar que había adquirido el teléfono en una casa de empeños unos días antes, se le comunica que el teléfono está encartado en diligencias policiales, donde figura como sustraído desde el mes de agosto.

La Consellería de Sanidade ha detectado un brote de coronavirus en el centro de atención a personas con discapacidad de Sarria. Concretamente,hay seis usuarios infectados, a los que se sumaría un trabajador que ya había sido confirmado previamente.

Cuando los cargos no predican con el ejemplo

Las fotos de cargos políticos apretujados en grupos de diez o doce para hacerse una foto son un mal ejemplo, como este de días pasados, cuando una conselleira visita un centro de atención temperá, compartido por cinco concellos. Si además de la conselleira y los cinco alcaldes implicados, acude el delegado de la Xunta en Lugo con su séquito fotográfico, ya son una docena. Y mientras, en la vida real, se cancelan reuniones imprescindibles, se pierden trabajos, dinero y lo que toque. Y los que fueron sancionados este fin de semana por reunirse dirán: ¿Y por qué no multan a estos señores? ¿O es que conviven?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La Policía Local de Lugo sancionó a 79 personas durante el fin de semana por incumplir las medidas sanitarias