La pandemia agota por primera vez los puzles en las jugueterías

Los fabricantes envían mercancía a cuentagotas porque no dan abasto

El gerente del Bazar 095 recibe puzles a cuentagotas por la alta demanda general
El gerente del Bazar 095 recibe puzles a cuentagotas por la alta demanda general

LUGO / LA VOZ

El confinamiento hizo trabajar la imaginación de todos para ocupar las largas horas en casa e, incluso, volver a costumbres que habían quedado como pasadas. Los puzles y los juegos de mesa se convirtieron en dos básicos para entretenerse durante la estancia domiciliara. Tanto fue así que las jugueterías lucenses terminaron sus existencias de puzles y aumentaron las ventas de los juegos de mesa. Llegando a cifras de ventas que hacía tiempo que no registraban. La fiebre por este entretenimiento no se redujo tras la pandemia, sino que continúa a día de hoy y las jugueterías prevén que serán uno de los protagonistas de los regalos de Navidad.

«Incluso cuantas más piezas, mejor». Es el tipo de demanda que aumentó considerablemente en el comercio Din y Don. La encargada del local cuenta que durante el confinamiento se quedaron sin puzles por la gran cantidad de compras en su tienda en línea. A día de hoy, la demanda continúa. Los productos más solicitados son los juegos de más de 1.000 piezas, hasta 3.000. «Fue una locura», así definió la compra de puzles el encargado de Bazar 095. En esta juguetería realizan dos pedidos de puzles al año, uno a principio y otro a mitad. Este año, el segundo pedido no lo pudieron realizar porque el fabricante no daba abasto. «Aunque se relajó el asunto, se siguen comprando más puzles que antes. Hubo colas para entrar que hacía 20 o 30 años que no veía», cuenta. En esta juguetería no distinguen entre algún juego que haya sido predilecto, sino que tanto las modalidades de adultos como de niños de diferente cantidad de piezas y temáticas arrasaron durante todo el año.

En el caso de los juegos de mesa, el bum no fue tan impactante porque es un mercado que se ha mantenido estable hasta el momento. Los formatos familiares como el Trivial, con modalidad de preguntas para todas las edades, o el Party están siendo un recurso magnífico para mantener entretenidos a los más pequeños de la casa. Por otra parte, para un público adulto, desde la tienda especializada Bandua Wargames, explican que, en una primera toma de contacto, los juegos más pedidos son los más conocidos, como el Catan o el Carcassone. Gracias a estos meses, mucha gente empezó a introducirse en el mundo de los juegos de mesa y ahora continúan aumentando su «biblioteca».

«Fue mejor de lo temido»

Las jugueterías se libraron de la grave crisis que azotó a otros sectores. A pesar de que notaron las consecuencias de una menor capacidad adquisitiva de los lucenses, consiguieron sobrevivir a este año porque su producto fue «una salvación» para los meses de confinamiento. «Teníamos mucho miedo a lo que pudiera pasar, pero la gente de Lugo se ha portado estupendamente con nosotras», agradecen desde Din y Don. En la tienda Bandua Wargames pueden afirmar que hasta siguieron creciendo. Además, su mercancía es imprescindible para las fechas navideñas, por lo que tienen un mínimo de ventas aseguradas para los últimos meses de año.

«Las compras navideñas se están haciendo antes y siguen pidiendo juegos de mesa»

El pasado viernes «negro» fue la oportunidad de muchos lucenses de adelantar sus compras para Navidad. Desde Juguettos afirman que las compras este año han llegado antes y que los juegos de mesa están siendo una de las peticiones más comunes con una demanda mayor a años anteriores, en vista de que estas fiestas navideñas se pasará más tiempo en casa. En Din y Don confirman esta tendencia, donde ya empiezan a vaciar su estantería infantil.

«Reunirse frente a un tablero para jugar es una forma más de interacción social»

La falta de ocio nocturno, hostelería y la frialdad del contacto a través de la tecnología le ha dado un empujón al entretenimiento con juegos de mesa. Tanto para familias enteras, como parejas o grupos de amigos. Según el encargado de Bazar 095, grupos de jóvenes utilizan, mientras se permitan la reuniones, los juegos de mesa para suplir las noches de ocio ahora limitadas. En Bandua Wargames explican que «hai un xogo de mesa para cada situación». El interés creciente de los lucenses por este pasatiempo permitió crear un nuevo tiempo de relación en diferentes tipos de grupos. «Os xogos son unha interacción social máis que ademáis permite unha cercanía que a tecnoloxía limita», dicen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La pandemia agota por primera vez los puzles en las jugueterías