Más madera en el Concello de Lugo

El nuevo centro social de Aquilino Iglesias se construirá con pino y cemento

Así será el nuevo centro social de Aquilino Iglesias, que se construirá sobre todo con madera
Así será el nuevo centro social de Aquilino Iglesias, que se construirá sobre todo con madera

lugo / la voz

El Concello de Lugo insiste en su modelo de construcción sostenible y eficiente. Mientras en A Garaballa ya está en marcha la construcción del edificio Impulso Verde, en Lamas de Prado, concretamente en la calle Aquilino Iglesias, se levantará un nuevo edificio para centro de servicios sociales que tendrá en el pino su principal elemento constructivo.

La junta de gobierno aprobó este miércoles destinar 1.559.000 euros a levantar un edificio polivalente que dará servicio a unos 20.000 lucenses (barrios do Carme, A Cheda, Abuín-Abella, Castiñeiro y varias parroquias) y sustituirá a los locales que en la actualidad atienden los diversos servicios sociales en la zona. Se trata de una construcción moderna y funcional que se construirá sobre una parcela de 886 metros cuadrados y que destacará por su versatilidad interior. «Permitiranos crear espazos polivalentes para dinamizar actividades para os maiores e para os mozos e mozas, favorecendo así a convivencia itnerxeracional, pero tamén para os máis pequenos facilitando a conciliación das familias», detalló la alcaldesa, Lara Méndez.

Así será el nuevo centro social de Aquilino Iglesias, que se construirá sobre todo con madera
Así será el nuevo centro social de Aquilino Iglesias, que se construirá sobre todo con madera

El proyecto, que cuenta con fondos europeos a través de la estrategia Dusi Muramiñae, entra ahora en su fase de adjudicación y tendrá un año para ejecutarse. En el sótano del edificio se situarán los aseos, el cuarto de instalaciones y el almacén. La planta baja destaca por su distribución flexible, ya que se instalarán tabiques móviles que permitirán adaptar el interior según las necesidades. Contará con un vestíbulo, una zona de información y el espacio polivalente, que podrá servir como salón de actos para 150 personas, ludoteca, sala de lectura, gimnasia o juegos. Además, una de sus fachadas se podrá abrir de tal manera que se pueda generar un espacio único de la mano del exterior. En la planta alta, donde se instalará servicios sociales, habrá siete despachos, una zona de espera y aseos.

Así será el nuevo centro social de Aquilino Iglesias, que se construirá sobre todo con madera
Así será el nuevo centro social de Aquilino Iglesias, que se construirá sobre todo con madera

La madera, protagonista

Si por algo destacará el nuevo centro social de Aquilino Iglesias es por su diseño constructivo polivalente y moderno, pero también por los materiales con los que se levantará. La madera, además de ser el material más usado (también se emplearán cemento y vidrio), será el elemento estructural del inmueble, que contará también con un cierre exterior de láminas de pino que servirá para regular la incidencia del sol y controlar el control climático interior. Toda la construcción seguirá criterios sostenibles y para reducir las emisiones se instalarán en el techo paneles fotovoltaicos. Además, en el exterior se proyecta una zona verde que servirá de separación del tráfico, y en el aparcamiento se instalarán plazas de recarga eléctrica.

El nuevo centro social pretende favorecer las acciones de inserción laboral y reducir el riesgo de exclusión, contribuyendo a dinamizar el barrio de Abella.

23 pilotes sustentarán el edificio Impulso Verde, que ya está en marcha

LORENA GARCÍA CALVO
Ayer comenzaron las obras en el edificio Impulso Verde
Ayer comenzaron las obras en el edificio Impulso Verde

Cerca de 400 metros cúbicos de madera bruta se usarán para edificarlo

La construcción del edificio Impulso Verde está en marcha. Ayer comenzaron los trabajos para dar forma al primer inmueble público de madera que se construirá en Galicia. Una apuesta del Concello de Lugo, que quiere demostrar que la construcción en madera y la reducción a la mínima expresión del consumo energético son posible en la comunidad.

El proyecto, enmarcado en el Life Lugo+Biodinámico, lleva tiempo gestándose. Ahora entra en su recta final con el inicio de la obra. En la mañana de ayer trabajadores de la firma Avaliño comenzaron con el cierre perimetral de la finca en A Garaballa, la instalación de las casetas y el relleno del terreno. Son tareas previas antes de que el lunes arranque la construcción en sí.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Más madera en el Concello de Lugo