lugo / la voz

Pegada a la ciudad de Lugo hay una ruta de senderismo casi idílica cuando llega el otoño. Es la senda de los Muíños do Mera, que transcurre en su mayor parte paralela al río que le da nombre. Su belleza radica en su paisaje, en el arrullo constante del río, y también en que a lo largo de trazado se ven varios molinos, alguno restaurado, varios en ruinas.

El monte invita a respirar profundo y reconectar con la naturaleza, algo que en estos tiempos de cierre hacen muchas familias. En poco más de una hora se pueden hacer los cerca de 5 kilómetros que tiene de recorrido circular, si bien para encarar la segunda mitad del trayecto parte hace falta estar avezado, puesto que no hay mucho indicador.

La Ruta dos Muiños transcurre a lo largo del río Mera
La Ruta dos Muiños transcurre a lo largo del río Mera

El problema es que la ruta, que puede comenzarse en el Monte Segade o San Miguel de Orbazai, por ejemplo, no es apta para todos los públicos. Cuando se construyó, para salvar algunas zonas complicadas de la orografía se construyeron pasarelas de madera que le añadían una imagen todavía más encantadora. El problema es que el tiempo ha hecho mella en ellas y a lo largo del sendero hay algún tramo en el que apenas queda la viga, por lo que el caminante deberá ir con cuidado.

La explicación a por qué se ha dejado deteriorar de esta forma ese trazado sinuoso, por el que siguen avanzando paseantes y ciclistas, se explicaría por varios motivos: por un lado, en su momento el propietario de uno de los molinos denunció que parte de la senda atravesaba su propiedad, y la Justicia le dio la razón. El camino, teóricamente, no podría seguir por allí, por lo que arreglar las pasarelas, si no se podía cursar todo el trazado, no tenía sentido. A mayores, cuando se habilitó la zona no habían aclarado quién debía hacerse cargo del mantenimiento. Así que ahora, se deja ir.

El Camiño Primitivo se zambulle en el otoño

lorena garcía calvo
;
El Camiño Primitivo se zambulle en el otoño Cualquier lucense puede disfrutar de los 30 kilómetros de vía peregrina que surcan Lugo

Cualquier lucense puede disfrutar de los 30 kilómetros de vía peregrina que surcan Lugo

El confinamiento cierra unas puertas pero puede abrir otras. Con un mes de clausura perimetral de Lugo por delante, esta puede ser una buena oportunidad para que los vecinos del municipio descubran, o redescubran, su propio concello.

Para los que quieran mezclar naturaleza y deporte, una buena opción para alguno de estos fin de semana es animarse a hacer el Camiño Primitivo a su paso por Lugo. Un tramo de algo más de 30 kilómetros que puede partirse en dos etapas más o menos cómodas y que permitirá a los caminantes pegarse una zambullida en la etérea belleza del otoño. Porque ese es uno de los alicientes. Los tonos ocres y verdes se mezclan en una sinfonía cromática que zambulle al caminante en la naturaleza más primigenia y cinematográfica.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La idílica ruta al lado de la ciudad que no es apta para todos los públicos