El tren de Lugo ve lejos la salida del túnel

ADIF realiza mejoras en la línea con Ourense, pero las más importantes y millonarias, como las variantes o la electrificación, siguen sin licitarse

Túnel de Oural, una de las necesarias reformas que tendrá que hacerse en la vía a Ourense
Túnel de Oural, una de las necesarias reformas que tendrá que hacerse en la vía a Ourense

lugo / la voz

La noticia de que a partir del martes Galicia está un poco más cerca del centro de España con la apertura de 110 kilómetros de AVE de la línea Zamora-Pedralba supone, de rebote, un paso adelante para conseguir que Lugo y Madrid estén conectados en menos de seis horas. Otra cuestión son las frecuencias entre ambas ciudades, mermadas por culpa de la pandemia. Y otra, fundamental, es el estado de la vía entre Lugo y Ourense, clave para que el trayecto desde la capital lucense con Madrid esté por debajo de las tres horas y media.

ADIF no ha dado señales de vida en los últimos meses sobre cómo se están desarrollando las obras, las licitaciones y las adjudicaciones que mejorarán el trazado entre Lugo y Ourense. La última noticia oficial es del diciembre del pasado año, referida a la licitación de obras de adecuación de la infraestructura en 14 kilómetros del tramo Monforte de Lemos-Lugo.

A estas alturas del siglo XXI los actores políticos y los lucenses ya saben que nunca habrá un tren de alta velocidad entre las dos capitales gallegas, pero sí al menos se aspira a conseguir un tren de velocidad alta que permita conectarlas. El delegado del Gobierno, Javier Losada, anunció en enero del 2019 que para el 2020 el trayecto entre Lugo y Madrid pasaría de las actuales 6 horas y 29 minutos a 3 horas y 47 minutos. Lo mismo dijo en marzo del 2018 el ministro del PP Íñigo de la Serna. Al final, por problemas en el remate del último tramo que queda del AVE de la Meseta no será posible, habrá que conformarse con las 5 horas y 35 minutos entre Chamartín y Lugo.

Pero cuando el próximo año se termine todo el trazado de alta velocidad entre Ourense y Madrid, la pregunta es ¿qué estará hecho en la mejora ferroviaria entre Lugo y Ourense para acercarnos al AVE? Mientras los presupuestos del Estado del 2021 no se publiquen y nos saquen de dudas, el Gobierno, a preguntas de los senadores socialistas gallegos, entre ellos el lucense César Mogo, responde.

Alvia detenido en la estación de Sarria
Alvia detenido en la estación de Sarria

Mejora de la vía Lugo-Monforte-Ourense

Diferentes obras pendientes de licitaciones, adjudicaciones y autorizaciones. El Gobierno señala que están redactados y aprobados técnicamente los proyectos de adecuación y mejora de la vía. Las obras del tramo Monforte de Lemos-Lugo están pendientes de autorización del Consejo de Ministros para su licitación, mientras se tramita la documentación para licitar las obras del Tramo Monforte-Ourense. Los contratos de suministro de balasto, traviesas, aparatos de vía y carril se encuentran ya adjudicados (más de 53 millones de euros).

En cuanto al contrato de electrificación 2x25 kV c.a entre Monforte de Lemos y Lugo, se indica que su licitación se encuentra pendiente de autorización del Consejo de Ministros. Por otra parte, el contrato de electrificación mediante catenaria híbrida entre Ourense y Monforte de Lemos se encuentra pendiente de adjudicación. Los primeros tres contratos se estipula que serán de entorno a los 83 millones de euros, y engloban la electrificación, la mejora de las instalaciones de señalización, las telecomunicaciones y la construcción de la subestación eléctrica de tracción de Oural y los centros de transformación necesarios.

Se encuentran en ejecución desde octubre y diciembre de 2019, respectivamente, las obras de reparación de 23 puentes situados entre los PP.KK. 000/640 y 044/637 del tramo Monforte-Ourense (por valor de 1,1 millones de euros) y de reparación de 11 desmontes situados entre los PP. KK. 34/750 y 43/220 del mismo tramo (unos 2,9 millones de euros).

Además, se encuentran en distintos grados de desarrollo (redacción de proyecto, aprobación técnica o pendientes de licitar) otros proyectos de tratamiento de elementos de la infraestructura (puentes, túneles y explanaciones, por valor de cuatro millones de euros) y de ampliación de gálibo en pasos superiores, tratamiento de andenes, cruces entre andenes y cerramiento de la línea en diversos puntos entre Ourense, Monforte de Lemos y Lugo.

Además, ADIF ha ido licitando antes de la llegada de la pandemia varios contratos que ayudarán a la mejora de esta línea y reducirán los tiempos de viaje, entre ellos el de la eliminación de 36 pasos a nivel.

Alvia detenido en la estación de Sarria
Alvia detenido en la estación de Sarria

Pero para que realmente el viaje mejore en tiempos y Lugo se pueda conectar con el AVE de la Meseta en Ourense se tienen que realizar obras de mayor envergadura: túnel de Oural y las variantes de Rubián y Os Peares, en fase de proyectos y con un futuro de ejecución sin concretar. La variante de Os Peares-Canabal, donde en la actualidad el tren tiene que circular en algunos puntos a menos de 50 kilómetros por hora, el estudio informativo que maneja ADIF habla de una única variante de 12 kilómetros que permitiría un ahorro de 11 minutos y requeriría una inversión en el entorno de los 530 millones. La otra variante, la de Rubián, son 19 kilómetros con los que se ahorrarían unos 12 minutos de viaje y la inversión necesaria rondaría los 440 millones de euros. Es en estas dos variantes donde se juega, junto con la electrificación del trazado y los pasos a nivel, la modernización de la línea Lugo-Monforte-Ourense.

La vía A Coruña-Lugo

Todo pendiente del corredor atlántico. El Eixo Atlántico presentó hace un año un informe en el que con una inversión de 1.500 millones de euros se podría reducir el tiempo de viaje entre las dos ciudades a 28 minutos, frente a 1 hora y 45 minutos de ahora. Este estudio lleva meses encima de la mesa del Gobierno, pero otra cuestión es que se lleve a cabo. Aunque desde ADIF hay intención de tomar medidas que mejoren esta línea, los presupuestos del Estado parece que darán prioridad a terminar la mejora con Ourense. Todo dependerá de si finalmente se consiguen fondos europeos, ya sea de reconstrucción por la pandemia, o dentro del corredor de mercancías, para que se ejecuten las necesarias mejoras. Si finalmente no llegase el dinero de Europa para esta línea (que permitiría a los puertos de Ferrol y A Coruña sacar mercancías usando como lanzaderas la terminal de Lugo y el puerto seco de Monforte), será casi imposible que el Gobierno por su cuenta asuma el coste millonario de reformar el trazado histórico entre la ciudad herculina y la amurallada.

Tren de medias distancia que une A Coruña y Monforte
Tren de medias distancia que une A Coruña y Monforte

Línea Ferrol-Ribadeo

Mejoras de seguridad. El Gobierno señala que está planificada la modernización de las instalaciones de seguridad de las Cercanías de la Red de Ancho Métrico (RAM) en Galicia, eliminando el bloqueo telefónico para pasar a realizar la regulación del tráfico entre Ferrol y Ortigueira automáticamente desde el Control de Tráfico Centralizado (CTC). Las obras se encuentran licitadas y pendientes de adjudicación. En la línea Ferrol-Gijón está previsto continuar con la eliminación de puntos de riesgo en trincheras del tramo Ferrol-Ribadeo, para lo cual está en fase final de redacción, previo a la supervisión, el proyecto para la estabilización de los taludes de varias trincheras. Con el contrato de mantenimiento de vegetación se están realizando desbroces de la línea Ribadeo ? Ferrol. Además, están previstas renovaciones de vía y desvíos en estaciones en paralelo a la eliminación de los bloqueos telefónicos, compensaciones de catenaria, eliminación de vegetación y arbolado de gran porte para mejorar la visibilidad y seguridad y estabilización de taludes en trincheras de riesgo y reparaciones de puentes.

El Eixo Atlántico pide que se destinen fondos de reestructuración para la línea de tren A Coruña-Lugo

suso varela
Vázquez Mao, Lara Méndez y Agustín Hernández, en la reunión de este viernes
Vázquez Mao, Lara Méndez y Agustín Hernández, en la reunión de este viernes

Su vicepresidenta, Lara Méndez, mantiene un encuentro con el presidente del CES Galicia para crear un frente común a favor del corredor atlántico de mercancías

La vicepresidenta del Eixo Atlántico, la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, y el secretario xeral de esta organización transfronteriza, Xoán Vázquez Mato, mantuvieron un encuentro con el presidente do Consello Económico e Social de Galicia, Agustín Hernández, con el fin de impulsar un gran movimiento social y coordinar iniciativas conjuntas en defensa del corredor atlántico. Al acabar en encuentro señalaron que se trata de «garantir o futuro dunha infraestrutura de vital importancia para o territorio do noroeste peninsular».

La reunión, celebrada en la sede del CES en Santiago, fue la primera toma de contacto entre estos organismos para impulsar «un movemento amplo, mesmo unánime, de axentes socioeconómicos, institucións e administracións para reclamar a priorización da execución do corredor atlántico». Ambos organismos entienden que, más allá de colores políticos o intereses parciales, «é o momento de acadar o maior número de adhesións a calquera iniciativa que sirva para impulsar o corredor atlántico, desde a máxima unidade. Neste senso, o Eixo Atlántico representa aos concellos do noroeste peninsular, tanto en Galicia como en Portugal, mentres que no CES están presentes os actores económicos e sociais da sociedade civil».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El tren de Lugo ve lejos la salida del túnel