La leche de burra, más parecida a la leche materna que la de vaca

El Aula de Produtos Lácteos desentraña las propiedades de este alimento en cosmética y alimentación

Las propiedades de la leche de burra son variadas
Las propiedades de la leche de burra son variadas

LUGO / LA VOZ

Los proyectos de investigación con leche de burra son prácticamente inexistentes en Galicia y no muy habituales en el resto de España. En cambio, el Aula de Produtos Lácteos e Tecnoloxías Alimentarias (APLTA) de Lugo, perteneciente a la Universidade de Santiago de Compostela (USC), acaba de incorporar los trabajos con ese producto a su catálogo de análisis, con el que ha realizado investigaciones por primera vez tras haberlo hecho con la de otros animales. El uso de la leche de burra en iniciativas de cosmética y de alimentación es el fin último de ese plan.

La iniciativa procede de la colaboración de la citada aula con la Asociación de Criadores de Raza Asnal Zamorano-Leonesa (Aszal) y con una cooperativa de la vecina comunidad (Buleza), que trabaja en la conservación del asno. El Aula de Produtos Lácteos recibió dos toneladas y media de leche de burra, con la que realizó diversas tareas.

En polvo

Se efectuaron análisis químicos y pruebas de estabilidad térmica, que consisten en la combinación de diferentes temperaturas. Luego se pasó a la fase de secado de la leche, que primero fue sometida e higienización antes de entrar en el tratamiento de convertirse en leche en polvo.

Rebeca Carballo, investigadora del APLTA, explicó ayer que la leche de burra era más ligera que la de vaca por tener menos proteínas, lo que la hace más aconsejable, por ejemplo, a personas que tienen problemas de intolerancia o alergia: por sus propiedades, puede servir para un consumo diario de productos lácteos a esas personas. También, por otro lado, tiene más azúcar que la de vaca. Esas características la hacen parecida a la leche materna.

La citada asociación de Castilla y León destina la leche más a su empleo en productos cosméticos que a alimentación, dado que en España, a diferencia de otros países europeos, aún es testimonial su presencia en la nutrición de las personas. De todos modos, el variado uso que se puede dar a este tipo de leche llevó al personal de Aula de Produtos Lácteos a estudiar cuestiones químicas y microbiológicas.

La experiencia ha resultado interesante para los investigadores lucenses, que, como reconoció Rebeca Carballo ayer, estarían dispuestos a continuar investigando. No se ha cerrado ningún nuevo contacto, pero sí es cierto, agregó Carballo, que en el aula lucense se vería con buenos ojos la realización de nuevos trabajos en este campo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La leche de burra, más parecida a la leche materna que la de vaca