Lugo carece de un catálogo que unifique el mobiliario urbano

Desde el PP piden un modelo que evite el gusto del concejal de turno que gobierne

En el entorno de O Vello Cárcere hay diferentes tipos de farolas
En el entorno de O Vello Cárcere hay diferentes tipos de farolas

lugo / la voz

La mejora estética de una ciudad no va solo de más o menos tino en la colocación de cemento, piedra, árboles y jardines. O de la mayor o menor implicación de sus ciudadanos a la hora de mantenerla limpia. O de sufrir más o menos los efectos de las pintadas y actos vandálicos. O de no tener un mínimo mantenimiento de elementos que se dañan por accidentes o el paso del tiempo. Todos estos factores son relevantes, pero luego hay aspectos que para los urbanistas son fundamentales a la hora de que los ciudadanos perciban un entorno amable, cercano y reconocible.

Desde el grupo popular en el Concello, hace tiempo se ha solicitado la creación de un catálogo de mobiliario urbano y materiales para las actuaciones en espacios públicos de la ciudad, y de esta manera, como señala el portavoz del PP, Ramón Carballo, evitar los parches y las decisiones arbitrarias según el concejal de obras, de urbanismo o de movilidad de turno. «A cultura das cidades maniféstase na forma de embelecer o espazo público e, nese senso, en Lugo hai moito traballo por facer xa que os criterios que utiliza o goberno para seleccionar pezas de mobiliario son totalmente arbitrarios e van cambiando dependendo do quen goberne», explica Carballo.

Una imagen mejorable junto a O Vello Cárcere: cableado aéreo, contenedores a la vista y sucios, farolas de diferentes tipos, la instalación de bicis que quedó inutilizada, bolardos y señales de tráfico, entre otros elementos que afean el edificio y la plaza
Una imagen mejorable junto a O Vello Cárcere: cableado aéreo, contenedores a la vista y sucios, farolas de diferentes tipos, la instalación de bicis que quedó inutilizada, bolardos y señales de tráfico, entre otros elementos que afean el edificio y la plaza

A lo largo de la ciudad se pueden ver plazas y calles donde se superponen elementos como las farolas o los asientos de distintas intervenciones a lo largo de los años. O se combinan elementos de distintas administraciones, y que en su conjunto afean la estética del espacio público.

Un lugar paradigmático es todo el entorno de O Vello Cárcere, una de las joyas de la ciudad por su valor patrimonial, histórico y ahora cultural. El edificio se ubica junto a una plaza emblemática, a la estación de buses, a dos pasos de la Muralla, y flanqueada por dos zonas peatonales de dudosa ejecución por el abuso del cemento y la piedra, como son Soto Freire y Nemesio Cobreros. En apenas cien metros se pueden llegar a ver hasta seis tipos diferentes de farolas, de distintas épocas y estilos. Además, el cableado sigue por el aire entre Nemesio Cobreros y O Vello Cárcere, y contenedores sucios y a la vista afean la fachada del edificio histórico. Tampoco mejora la imagen instalación de bicicletas inutilizada.

En el entorno de O Vello Cárcere hay diferentes tipos de farolas
En el entorno de O Vello Cárcere hay diferentes tipos de farolas

Desde el PP destacan que a veces no se trata de realizar grandes obras ni excesivos gastos. Ponen como ejemplo una iniciativa de su grupo del 2017, y que tuvo el apoyo de la corporación, para embellecer mobiliario urbano en Lugo. Se trata de los armarios de instalaciones eléctricas o cajas de tráfico y convertirlos en lienzos para pintores. De esta forma se evitaría el feísmo que suponen las pintadas en este tipo de instalaciones, algunas a pie de Muralla, y convertirlas en pequeñas obras de arte. También los populares solicitaron la creación de murales decorativos en espacios olvidados, como la subida del Camino Primitivo por Fontiñas o en los pasos de esta ruta por debajo de la Ronda do Carmen. Desde el grupo popular de Lugo aplauden el paso del gobierno local de que la ciudad gane en espacios verdes, «xa que Lugo ten unha ratio inferior á media das grandes cidades galegas, xa que as que existen concéntranse en determinadas localizacións». Incluso, hablan de la creación de parques de bajo coste, en referencia a parcelas municipales sin uso y que podrían tener una pequeña mejora estética.

«Durante anos, en Lugo fixéronse prazas e rúas grises»

SUSO VARELA
Los lucenses se siguen preguntando el sentido a este espacio público situado en la parte trasera del cuartel de San Fernando
Los lucenses se siguen preguntando el sentido a este espacio público situado en la parte trasera del cuartel de San Fernando

El teniente de alcalde, Rubén Arroxo, y el edil de Urbanismo, Miguel Couto, creen que hay que cambiar el modelo y apostar por espacios multifuncionales y sostenibles

En los próximos meses y años se van a desarrollar varias iniciativas que modificarán el diseño urbanístico de la ciudad. Si las apuestas del gobierno local por el Muramiñae en el entorno del río y en Garabolos con el Life+Lugo ya tienen claro el diseño de espacios verdes, otra cuestión será la aplicación de nuevas zonas peatonales en el centro, como la Ronda da Muralla o la gran plaza en la estación de buses.

El urbanista lucense Iago Lestegás abrió un debate en las redes sociales donde demostró cómo en las últimas dos décadas se fueron creando espacios públicos «moi duros», en referencia a que se potenció el cemento y la piedra, mientras que los árboles o pasaron a segundo plano o se llegaron a cortar, como ocurrió en San Marcos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Lugo carece de un catálogo que unifique el mobiliario urbano