Las obras para modernizar el acceso al casco histórico cortan la entrada por la calle Vilalba

El acceso por la confluencia con Bispo Aguirre estará cerrado seis semanas y se deberá acceder desde la Porta de Santiago

El acceso por la Rúa Vilalba con Bispo Aguirre estará cortado las próximas semanas
El acceso por la Rúa Vilalba con Bispo Aguirre estará cortado las próximas semanas

Lugo / La Voz

La modernización del sistema de control de acceso al casco histórico de Lugo está en marcha. Ayer comenzaron los trabajos para sustituir los bolardos retráctiles por cámaras de lectura de matrículas que permitirán agilizar las entradas y salidas y realizar un mejor control de acceso, ya que los vehículos que se adentren en el casco histórico sin permiso serán expedientados de manera automática.

El cambio en el control de acceso lleva aparejado una reordenación del espacio urbano que incluirá la confluencia de la calle Vilalba con Bispo Aguirre, que pasa de ser zona de entrada a servir también de salida. Es precisamente en ese punto donde ayer comenzaron los trabajos para retirar los bolardos e instalar las cámaras, generando las primeras quejas.

Para poder llevar a cabo el cambio en el sistema de control es necesario hacer obra y por ello se ha cortado el acceso al casco histórico desde ese punto. El Concello ha habilitado la Porta de Santiago como paso alternativo para los residentes y vehículos autorizados, instalando la señalización pertinente. El problema es que ayer estas alteraciones pillaron a muchos usuarios despistados, lo que derivó en algunas quejas.

Las limitaciones, según avanza el Concello de Lugo, durarán aproximadamente unas seis semanas. Por lo de pronto, en el semáforo de la calle Santiago y en el carril izquierdo de la Ronda da Muralla, donde comienza la zona peatonal, se han instalado carteles indicadores.

El Concello estudia cambiar el horario de carga y descarga en el casco histórico

lorena García Calvo
El Concello de Lugo estudia cambiar los horarios de carga y descarga en el casco histórico
El Concello de Lugo estudia cambiar los horarios de carga y descarga en el casco histórico

Encargará un estudio que luego analizará la Comisión de Tráfico

La movilidad está cambiando en la ciudad de Lugo. Tanto de puertas para fuera de la Muralla, como hacia el interior. La empresa encargada de poner en marcha el nuevo control de accesos al casco histórico a través de lectores de matrícula está revisando las localizaciones donde se instalarán dichos sensores, y este es uno de los últimos trámites antes de que entre en funcionamiento el nuevo sistema de vigilancia del acceso rodado.

El adiós de los bolardos y su sustitución por el control de matrículas llevará de la mano una pequeña reordenación del tráfico y también podría acarrear la modificación de los horarios de carga y descarga que rigen intra muros actualmente. El Concello quiere optimizar y racionalizar al máximo la carga y descarga, y para ello ha encargado un estudio cuyas conclusiones analizará la comisión de Tráfico. A partir de ahí decidirán si se mantienen los horarios y los accesos actuales, o si se modifican.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las obras para modernizar el acceso al casco histórico cortan la entrada por la calle Vilalba