El mitreo de Lugo supera las fronteras

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

Los restos de la domus muestran un edificio de dos pisos y con un patio porticado o peristilo, desde donde partían varias estancias de la casa
Los restos de la domus muestran un edificio de dos pisos y con un patio porticado o peristilo, desde donde partían varias estancias de la casa DOMUS DO MITREO

Alumnos y docentes de universidades de todo el mundo aprenden con el yacimiento lucense la arquitectura e historia del Imperio Romano

28 sep 2020 . Actualizado a las 11:07 h.

Un grupo de chicos pasean y toman notas entre los restos de la Domus do Mitreo de Lugo, ante la mirada de sorpresa de un turista. Hablan poco. Escuchan al guía y luego hacen sus dibujos y toman notas que luego valorarán en las clases. Esos jóvenes podían ser de la Escola de Artes Ramón Falcón o de la Escola Universitaria de Arquitectura da Coruña. En este caso eran de más lejos, de la Universidad de Nueva York, cuyos alumnos aprendieron en el mitreo lucense cómo era el urbanismo y los materiales de construcción en el Imperio Romano. No fueron los únicos que han venido desde tan lejos. Alumnos y docentes de las universidades de Maryland, Nebraska y Arizona acudieron a la domus de Lugo para comprender el misterio del mitreo, cómo se hizo la construcción de la Muralla o cómo se distribuían las calles y vías de Lucus Augusti.

El mitreo de Lugo se estudia en universidades de todo el mundo. La celebración esta semana en la Casa do Saber —encima de la domus —de un curso con especialistas de centros de España, Francia, Italia y Portugal no ha hecho otra cosa que poner de nuevo en el primer plano el valor del templo a Mitra y de la mansión de un notable con origen en el siglo I y que se encontró hace ahora veinte años.

«Este tipo de cursos, con expertos de lugares tan dispares como París, Venecia o Braga, lo que ayudan es ha incrementar la difusión y el valor del mitreo, y además se hace desde un punto de vista de colaboración científica», explica la profesora de Historia Antiga de Humanidades y directora de la Domus do Mitreo, Dolores Dopico. «Cada vez tenemos más visitantes y de lugares muy dispersos, aunque este año por el covid-19 no vinieron extranjeros, pero en la remodelación que vamos a hacer del museo queremos que cualquier persona que no sea de nuestra cultura occidental entienda perfectamente todo lo que le mostramos», explica Dopico.