En Lugo hay 14 viviendas ocupadas, según un informe policial

El PP pedirá que se cree una oficina para asesorar a los propietarios de los inmuebles

Los ocupas desalojados en Yáñez Rebolo dijeron que no tenían donde quedarse a partir de ahora
Los ocupas desalojados en Yáñez Rebolo dijeron que no tenían donde quedarse a partir de ahora

lugo / la voz

En la ciudad de Lugo hay 14 viviendas ocupadas. Esa es la cifra que la concejala de Gobernanza, Paula Alvarellos, reveló al Partido Popular cuando la formación que lidera Ramón Carballo le preguntó por el asunto en la comisión de economía. Alvarellos, indica el PP, detalló que ese era el dato que se recogía en un informe policial fechado a principios de esta misma semana.

Para el Partido Popular, ese dato resulta preocupante, y aseguran que no lo ven así desde el gobierno local. Explican que en la comisión Alvarellos aseguró que el fenómeno de la ocupación «no es un problema que Lugo tengamos en este momento». Ante esta afirmación, Carballo señaló que «socialistas e nacionalistas parecen enganarse a si mesmos con estas declaracións», y pidió que se actúe.

Los populares reclamarán de nuevo al gobierno bipartito que se constituya una oficina de asesoramiento jurídico y social para propietarios de viviendas y locales afectados por los ocupas. Consideran que la excusa del gobierno municipal de que eso supondría una competencia desleal para los abogados no se daría, sino que «esta oficina sería algo complementario e que é necesario».

Lo cierto es que en los últimos días trascendieron varios casos de ocupación. Uno en la Praza do Campo, en pleno corazón del casco histórico, y otro en Yáñez Rebolo. En este caso, ayer por la tarde cuajó el desalojo de la pareja que el viernes se había negado a abandonar el domicilio, tras la mediación de una empresa especializada.

El fenómeno de la ocupación no es nuevo en la ciudad ni se circunscribe a las calles más céntricas. Basta con dar un paseo por el barrio de As Gándaras para comprobar cómo muchos propietarios tapiaron las viviendas deshabitadas para evitar que les entrasen en ellas. Hace poco más de un año, los vecinos llegaron a convocar manifestaciones semanales para intentar acabar con el fenómeno.

Mientras, desde la plataforma antidesahucios ponen el foco en que en la ciudad amurallada hay un problema de acceso a la vivienda y también a los bajos comerciales, y apuntan que esto acaba repercutiendo en la depauperación de los propios barrios, con inmuebles vacíos y con la pérdida paulatina de comercios y, por lo tanto, de vida y de ambiente.

Los vecinos de Yáñez Rebolo denuncian la inseguridad que hay en la calle

«Esto es surrealista». Así describía ayer por la mañana una vecina la situación que vivía la calle Yáñez Rebolo. La mujer asegura que aunque desde el viernes -cuando comenzó el desalojo de las viviendas ocupadas- la situación se había vuelto más tensa, en realidad hacía ya tiempo que vivían con temor. Explica que en el edificio que ayer se desocupó había un trajín constante de gente subiendo y bajando, y que en junio habían presenciado justo delante del inmueble una pelea con muchos implicados.

Las llamadas a la Policía Nacional, apuntan en el barrio, se sucedían cierta frecuencia y «en las últimas semanas venían todos los días y se quedaban ante el edificio un rato. Pero seguimos sintiéndonos desprotegidos por la ley», agrega una vecina.

Otra reconoce que «vivimos en una tensión constante. Este era un barrio de gente mayor que fue muriendo y como en los edificios no hay ascensor, los pisos se alquilan más baratos y se meten».

La Federación Vecinal

Por su parte, la Federación de Vecinos ha pedido un cambio urgente en la legislación actual para poder actuar frente a las ocupaciones. «Hay que acabar con las penas de multa como delito leve desde el punto de vista procesal, por un delito de privación libertad, (ya que actualmente las personas condenadas se declaran insolventes y no pagan ni los daños provocados), por el de allanamiento de morada o usurpación y requerir del sistema judicial el trámite como delito rápido, que permitiría que en 24 horas más o menos el problema quedara resuelto». El lunes abordarán el tema con responsables de la Xunta.

Desocupan dos pisos en Lugo tras 40 horas de tensión

La Voz
;
Desocupan dos pisos en Lugo tras 40 horas de tensión Uno de los okupas asegura que se llegó a un trato entre ellos y los propietarios para abandonar el inmueble

Uno de los okupas asegura que se llegó a un trato entre ellos y los propietarios para abandonar el inmueble

Dos viviendas de un edificio de la calle Yáñez Rebolo de Lugo fueron desocupadas entre el viernes y este sábado en medio de un clima de gran tensión. El viernes, a primera hora de la mañana, una empresa especializada en desalojos se presentó en el inmueble a instancias del propietario y convenció a los ocupantes de la buhardilla para que recogiesen sus cosas y se marchasen. En el segundo, donde vivían dos matrimonios, solo uno abandonó el lugar. La empresa montó entonces un control de acceso con un guardia jurado que impedía que nadie entrase al inmueble, y la tensión fue en aumento. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

En Lugo hay 14 viviendas ocupadas, según un informe policial