Pasó de hacer casas a forjar personas

Aurora García-Boente aparcó su carrera para impartir novedosas disciplinas de naturopatía

Aurora García-Boente recibe clientes cada día para sesiones de desarrollo personal.
Aurora García-Boente recibe clientes cada día para sesiones de desarrollo personal.

Lugo / La Voz

Si alguien puede explicar cómo tomarse los problemas con calma desde su experiencia es Aurora García-Boente. Todos los días imparte diferentes tipos de talleres de relajación con musica ambiental, olor a incienso y un espacio que transmite paz, construido por ella misma.

Aurora nació en Lugo, es arquitecta y ejerció la profesión durante veinte años, pero la crisis de la burbuja inmobiliaria dio un vuelco a su vida. «A nadie se le escapa esa crisis, llegó un momento en el que la arquitectura no me aportaba nada a nivel vital y decidí llevar a cabo esta idea», explica. El proyecto no llegó de la nada, cuando Aurora estudiaba arquitectura en A Coruña ya practicaba yoga. En esos años 80, el mundo de la medicina natural era «interés de muy pocos», entre ellos Aurora, y ni si quiera la psicología «era muy sonada». Cuando se empezó a plantear dedicarse a este mundo, observó que en Lugo no había centros de yoga de calidad, aunque sí había monitores, y que los espacios no le gustaban. «Sé que la parte arquitectónica puede parecer que no tiene que ver, pero todo va de la mano, el cuidado personal empieza por cuidar nuestro entorno», dice.

Las dos pasiones de Aurora se juntaron y surgió el momento oportuno. La familia de su abuela materna poseía un edificio en la Rúa da Raíña, así que ella, un hermano suyo arquitecto y otro aparejador decidieron comprar la parte del resto de herederos y reformarlo para poder venderlo. Todas las plantas del edificio se vendieron, excepto la última. Ahora es el Centro Habitado. «Vi esta planta, estaba en el momento de crisis y pensé que sería un espacio maravilloso para condicionar y hacer lo que me gusta, el edificio tiene para mí mucho significado». Aurora reunió a sus conocidos que practicaban las disciplinas enmarcadas en la medicina natural y en el 2014 abrió las puertas del Centro Habitado.

Se trata de un «lugar de cuidado de las personas de manera integral». En el centro se imparten numerosas actividades, sesiones terapéuticas y formaciones. El índice de disciplinas incluye yoga, pilates, meditación, atención a la respiración, masajes, danza oriental, cocina, mindfulness.. «Aunque parece muy diferente, todo busca lo mismo: el equilibro entre el cuerpo y la mente». Los encuentros son grupales, pero puede solicitar una sesión individuales. El mayor ánimo para esta arquitecta fue el proponerse crear un centro de referencia a nivel gallego y traer a Lugo un aspecto con el que no contaba a nivel experto. El equipo se compone de once personas, alguno de ellos licenciados en estudios oficiales como Medicina, Veterinaria o Psicología y especializados en tratamientos de naturopatía. Además, cuenta con participaciones de expertos para talleres puntuales.

Aurora, como directora del centro, siempre se está poniendo al día de nuevos cursos, métodos, disciplinas y profesionales que las impartan. Uno de los cursos menos convencionales es el de Constelaciones Familiares. Son terapias grupales que consisten en analizar las relaciones y los mandatos familiares. Trabaja las cargas familiares para librarse de la «fidelidad inconsciente» que cumplimos. Otro de los cursos más novedosos es Lego Serious Play, impartido por la socióloga Susana García. Consiste en la construcción de estructuras con piezas de Lego, bien según lo que mande la guía de la sesión o de manera libre. Una vez construidas, con la ayuda del profesional se analiza lo que representa y «hace que tu parte inconsciente, más ligada a la creatividad, aflore y te permite hacer cambios en tu vida», asegura Aurora.

Esta arquitecta, que cambió los ladrillos por los lego, admite que con el tiempo se da cuenta de que esto siempre le había gustado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Pasó de hacer casas a forjar personas