A Milagrosa no levanta cabeza

El barrio de Lugo tendría que celebrar este domingo el día grande de las fiestas y en cambio está vacío

A Milagrosa sigue vacío tras las restricciones por el covid-19
A Milagrosa sigue vacío tras las restricciones por el covid-19

lugo / la voz

Si todo fuese como en los últimos sesenta años, A Milagrosa, el barrio por excelencia de Lugo, estaría celebrando por todo lo alto sus fiestas en honor a la Virgen. Hace un año había en Agro do Rolo barracas y bullicio, pero ya nada es como antes: «Un sábado, a estas horas do mediodía, estarían estas terrazas todas cheas, e agora, xa ves, dous clientes en toda a rúa», explica Javier Serén, del Bar Dotmas, en la Rúa Divina Pastora. El, como otros hosteleros del barrio, aún no han abierto las puertas al público: «E que non compensa, que vas a facer se non ven ninguén e dentro non poden entrar». Su negocio lo ha enfocado hacia la comida a domicilio, que durante el confinamiento funcionó con éxito, «pero aquí hai compañeiros que abriron pero non teñen clientes, e como axudas non dan, porque non é obrigatorio o peche, pois así estamos, castigados».

Javier Serén, del Dotmas, reparte comida a domiclio, pero su negocio lo tiene cerrado
Javier Serén, del Dotmas, reparte comida a domiclio, pero su negocio lo tiene cerrado

A unos metros, en la Praza da Milagrosa, Samuel, estudiante del último curso en el Seminario de Lugo, aunque natural de Lorca, atiende a los fieles que se acercan a la iglesia. Este domingo día 6 debería ser el día grande de las fiestas, con la misa y procesión en honor a la Virgen, pero este año todo será distinto: «Estuvimos con la novena de la Virgen y tendremos este domingo dos misas, pero apenas las hemos anunciado para evitar aglomeraciones», explica.

Durante las ceremonias diarias de esta semana apenas se han acercado unas cuarenta personas, que han tenido que guardar estrictas normas de seguridad, incluido el máximo alejamiento posible del altar y de los laterales del templo «para evitar el contacto con las imágenes». Samuel, que apoya al cura de la parroquia, llegó justo hace una semana, el día que la Consellería de Sanidade impuso las restricciones más estrictas de Galicia desde que terminó el estado de alarma. Se encarga de limpiar el templo después de cada oficio y de tener las puertas abiertas para ventilar la iglesia.

Samuel, seminarista de último curso, apoya al párroco de A Milagrosa
Samuel, seminarista de último curso, apoya al párroco de A Milagrosa

En el otro lado de la desierta Praza da Milagrosa se encuentran dos calles que deberían estar llenas de vida: Mallorca y Menorca. En la primera hasta tres bares siguen sin abrir. Hace una semana los 52 bares del barrio acordaron cerrar como medida de protesta, pero desde el jueves han ido abriendo algunos, mientras que otros siguen con la verja cerrada. Los pocos que hay abiertos en la Rúa Mallorca, a pesar de disponer de amplias terrazas en el calzada, tienen como mucho dos clientes por local. Lo mismo sucede en la peatonal Rúa Menorca, con mesas y sillas vacías.

Vanesa, de la Librería Núñez, señala que nunca había visto tan vacío el barrio
Vanesa, de la Librería Núñez, señala que nunca había visto tan vacío el barrio

Otra de las arterias del barrio es la Rúa Curros Enríquez, esa en la que los lucenses saben lo complicado que es aparcar pero que estos días tiene espacios suficientes. Vanesa, de la Librería Núñez, se siente afortunada porque las restricciones en los comercios a ella le han cogido en la época del regreso al colegio, por lo que tiene encargos de sus clientes habituales, pero reconoce que nunca había visto así a su barrio: «E que dá pena mirar para a rúa e ver pasar unha persoa como moito cada minuto, cando o normal é ver moito tránsito de xente». Y recuerda los tiempos del confinamiento de abril, cuando mientras en el centro de Lugo o en otros barrios apenas se veía a nadie en la calle, A Milagrosa era el único que mantenía el pulso con sus tiendas de cercanía abiertas. Ayer, era al revés.

A Milagrosa sigue vacío tras las restricciones por el covid-19
A Milagrosa sigue vacío tras las restricciones por el covid-19

La alcaldesa espera que Sanidade «levante canto as restricións ao barrio»

La alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, en declaraciones a la Radio Galega, se mostró optimista y esperanzada en que la Consellería de Sanidade levante la próxima semana las restricciones específicas que tiene ahora el barrio de A Milagrosa: «Eu xa lle trasladei a petición tanto ao conselleiro como aos responsables do Sergas en Lugo, e confío que como os datos epidemiolóxicos non son malos, de seguir así se podan igualar as restricións da Milagrosa co resto da cidade», señaló la alcaldesa socialista.

Hay que recordar que Sanidade hizo un cribado de pruebas PCR masivo en la zona y realizó test en los 52 locales de hostelería del barrio, dando negativo en todos los casos.

Estas son las cinco calles de A Milagrosa afectadas por las restricciones

XOSÉ MARÍA PALACIOS
Un cura de A Milagrosa, limpiando en la tarde del viernes la iglesia del barrio
Un cura de A Milagrosa, limpiando en la tarde del viernes la iglesia del barrio

En el espacio delimitado por la avenida da Coruña y las calles Tino Grandío, Camiño Real, Mar Cantábrico y Angelo Colocci no podrán haber grupos de más de cinco personas

Las restricciones en el barrio de A Milagrosa serán mayores que en el resto de Lugo ciudad. En el espacio delimitado por la avenida da Coruña y las calles Tui, Camiño Real, Mar Cantábrico y Angelo Colocci no podrán haber grupos de más de cinco personas, mientras que en el resto de la ciudad podrán reunirse hasta diez.

En esa zona de la ciudad, para las bodas y otras celebraciones, sean religiosas o civiles, se permite la reunión de 50 personas en espacios al aire libre y de 25 en lugares cerrados. En academias, autoescuelas y centros de formación, no se permitirá que se supere una capacidad del 50 % sobre el máximo permitido y con un máximo de cinco personas por grupo. En los restaurantes no se podrá superar el 50 % de la capacidad del comedor para las comidas, y en los bares y en las cafeterías no se podrá consumir en el interior de los locales. Tampoco se consumirá en las barras de los restaurantes. La capacidad de las terrazas quedará limitada al 50 % de lo permitido.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

A Milagrosa no levanta cabeza