Un centenar de vehículos aguarda su destino en el depósito municipal

Los válidos se subastan y los inservibles se envían al desguace cada cuatro meses


Lugo/La Voz

Más de un centenar de coches abandonados aguardan su final en el depósito municipal de Lugo. Su final, o una segunda vida, porque no todos acabarán convertidos en chatarra. Tanto los vehículos que retira la grúa por estar mal estacionados como los que detectan los agentes de la Policía Local abandonados en las calles de la ciudad convergen en el depósito, que además de ocupar una nave en el polígono industrial de O Ceao, extiende su maraña de hierros a una parcela anexa propiedad del Concello.

Cuando los vehículos son retirados de la vía pública, son los propietarios los que deben reclamarlos para recuperarlos. Así, si por ejemplo un coche es retirado por estar mal estacionado, su titular abonará los servicios de la grúa, además de la correspondiente multa, y podrá llevárselo a casa. Y parecido es el procedimiento con los vehículos abandonados. La Policía Local los detecta, abre expediente, la grúa los retira y se cursa la denuncia correspondiente ante la oficina de Transportes, que en este caso depende del BNG.

En ese punto se comunicaría al propietario que su coche está en el depósito y, si quiere recuperarlo, deberá abonar las cantidades pertinentes. Hace tres años, por ejemplo, por cada día que un vehículo abandonado pasaba en el depósito, sus dueños debían abonar 10 euros de tasa si querían retirarlo. En estos casos, hay propietarios que los retiran y otros que, por el motivo que sea, no lo recogen, por lo que pasado un tiempo, la administración asume el coche y decide qué hacer con él. Si lo envía al desguace, si lo subasta o, incluso si lo incorpora a la flota del Concello. En el 2015 se incluyó en la legislación un apartado que establecía que la administración podía reclamar un vehículo abandonado para destinarlo a labores de control de velocidad. En el Concello de Lugo ya sucedió esto hace un par de años, y uno de los coches de la Policía Local fue recuperado en su momento de la calle sin que nadie lo reclamase.

El tiempo que los coches retirados pasan en el depósito municipal puede variar, pero generalmente no superan los cuatro o cinco meses. Explican desde el área nacionalista que un poco antes de que el depósito esté lleno, como sucede ahora, los funcionarios activan los mecanismos para enviar los vehículos inservibles al desguace o para subastarlos en un lote. En este punto, sería Rubén Arroxo el responsable de dar el visto bueno a esa puja.

Entre el 2007 y el 2017, por ejemplo, salieron del depósito unos 1.500 coches para convertirse en chatarra. En el 2009, en una subasta, un solo propietario se llevó los 210 vehículos que había en puja por 5.200 euros.

En años anteriores, la media de vehículos abandonados en la calle podía rondar al año unos cien, pero en lo que va de 2020 la Policía Local ya ha retirado 73, por lo que todo apunta a que a final de año la cifra se disparará. El pasado mes de noviembre el área nacionalista anunció que darían la instrucción para que se retirasen de la calle todos los vehículos que se detectasen abandonados para que no molesten y así ganar plazas de aparcamiento.

Concesión vigente hasta 2021

El 5 de agosto del 2019 el Concello de Lugo anunciaba que había adjudicado a Setex Aparqui el servicio de grúa durante un año. La intención era que, una vez formalizado el contrato, comenzase a operar en el plazo máximo de 15 días. Sin embargo, hubo que aguardar al mes de noviembre, concretamente al día 27, para que la junta de gobierno local aprobase la adjudicación y por complicaciones en el traspaso del servicio, la nueva empresa no comenzó a operar hasta este 2020.

El contrato, por lo tanto, todavía tiene por delante otro medio año en vigor, y sería prorrogable por un año más. Se adjudicó por 465.000 euros.

La municipalización

El servicio de grúa en Lugo lleva años dando que hablar. Este es uno de los que durante mucho tiempo se barruntó municipalizar, pero hasta el momento sigue en manos externas. La saturación del trabajo de los funcionarios que deben ocuparse de los informes es el principal argumento que frena la municipalización del servicio. En su momento el entonces portavoz municipal, Miguel Fernández, había señalado además, ante las críticas del PP por la tardanza, que se trataba de un servicio deficitario. «Si fuera un servicio tan lucrativo como dicen, tendríamos cola para el contrato, cosa que no ocurre». Pero además, «nosotros no medimos la rentabilidad en tener economicistas, como hacen las derechas, sino en tener sociales», argumentó en su día.

El actual contrato con Aparki cuajó al segundo intento, puesto que cuando el Concello sacó a concurso el servicio de la grúa en el 2018 no encontró empresa que lo quisiera.

La Policía Local ha retirado en medio año 73 coches abandonados en las calles de Lugo

lorena garcía calvo
El deposito municipal de Lugo es el primer destino de los coches abandonados que retiran de la calle. Luego van al desguace
El deposito municipal de Lugo es el primer destino de los coches abandonados que retiran de la calle. Luego van al desguace

Un vehículo detectado hace un par de años se sumó a la flota del Concello y ahora lo usan los agentes

Entre el 1 de enero y el 16 de julio los agentes de la Policía Local de Lugo levantaron 73 actas por abandono de coches en las calles de la ciudad, lo que supone una media de 12 coches al mes que localizan abandonados en las vías de la ciudad. Estos vehículos suelen identificarlos durante las rondas que las patrullas hacen de forma rutinaria. En algunos casos es muy sencillo reconocerlos, puesto que ya empiezan a crecer hierbas bajo la carrocería y junto a las ruedas, algunos tienen precisamente los neumáticos pinchados y otros los cristales o las lunas rotas, o carecen de matrículas. Pero los hay también que se encuentran en mejor estado y es más complejo identificarlos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un centenar de vehículos aguarda su destino en el depósito municipal