David Iriso Bernárdez: «Veo apicultores más jóvenes, como un chico que dejó Lugo por O Incio»

La segunda generación al frente de Mieles Anta continúa la trayectoria del fundador

anta

Representa a la segunda generación de una familia donde las raíces en los panales llegan hasta el siglo XIX. David Iriso Bernárdez, de 31 años, dirige desde este año la industria familiar.

­-¿Qué cree que los diferencia?

-Somos una empresa familiar, hacemos una miel artesanal, totalmente natural, cosechada en las montañas de Galicia. La mayoría de nuestros colmenares están en Lugo, pero también tenemos en Arteixo y Sada y Pontevedra.

-¿Por qué apostar por lo eco?

-Viajando a ferias internacionales, fue un nicho de mercado que descubrió mi padre. Vio que iba en aumento y que en Galicia apenas se explotaba. La facturación de las mieles ecológicas, sin tratamientos agresivos en su proceso, está siendo cada vez más importante para nosotros. Su demanda crece.

-¿Gusta la miel gallega fuera?

-Cataluña y, sobre todo Madrid, son dos mercados donde vendemos muy bien. Para salir «fuera», fueron claves las ferias. Escogíamos la más importante que se celebraba en cada país, como la BioFach, en Alemania, para buscar compradores locales. Cada país funciona de una forma distinta, los procesos varían mucho de Francia a el Reino Unido.

-¿Sirve para asentar población?

-Nosotros apostamos por Bóveda y, además de nuestros panales, compramos a apicultores gallegos asociados. Cada vez noto que los hay más jóvenes, como un chico que se vino para O Incio tras no tener trabo en Lugo y costeó sus panales. El agro antes estaba poco valorado, espero que eso cambie.

El líquido dorado de las cumbres de Galicia que endulza al mundo

Mila Méndez

Del autoabastecimiento familiar a líder en Galicia, la gama ecológica es el producto estrella de Mieles Anta, la compañía lucense que vende en Asia o América

«Nacín entre abellas e xa con dez anos era o que controlaba os enxames e avisaba ao meu pai para recollelos e que non marcharan». La cita es de David Corral padre, conocido por el sobrenombre de «el mayor apicultor de Galicia». Nacido en la aldea de A Toca (Samos) hizo de la vieja tradición del autocultivo un modo de vida. De los inicios con 150 colmenas, después la SL, más abejares, viajes a ferias internacionales y mucho esfuerzo han pasado casi 30 años. Los panales en producción de Mieles Anta son ahora 14.000.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

David Iriso Bernárdez: «Veo apicultores más jóvenes, como un chico que dejó Lugo por O Incio»