Patinetes atados a señales, farolas o árboles: no, pero sí

La ordenanza de circulación lo impide, pero no se persigue porque faltan anclajes

Patinete de la empresa Buny anclado a una farola de manera irregular
Patinete de la empresa Buny anclado a una farola de manera irregular

Lugo/La Voz

La ordenanza de circulación de Lugo impide a los usuarios de bicicletas o patinetes dejarlos enganchados a un árbol, a una farola o a una señal de tráfico, pero es flexible si se trata de algo puntual y no de un aparcamiento de varios días. Desde el área de Mobilidade del Concello señalan que esta infracción no se persigue porque entienden que es responsabilidad de la institución municipal dotar de anclajes suficientes para satisfacer la demanda. Esa carencia es precisamente lo que ha llevado a una empresa de alquiler de patinetes eléctricos a retirarlos para repensar el servicio.

En la actualidad existen en la ciudad unas 25 plazas para aparcar bicicletas y patinetes, según Mobilidade, una cifra que se queda muy pequeña frente a un número creciente de usuarios de transportes alternativos al coche.

Solo la empresa de alquiler de patinetes Buny cuenta con 152 en Lugo, de los que más de 100 estaban hasta esta semana en la calle. La empresa decidió empezar a replegar su servicio tras detectar cómo los usuarios recurrían cada vez más al ingenio y no a los anclajes existentes para aparcarlos.

Desde First Stop, la compañía lucense que se encarga de recogerlos, repararlos, recargarlos y volver a distribuirlos por la ciudad, consideran que es un problema de falta de infraestructura y no de incivismo. Creen que si hubiera anclajes suficientes, los usuarios no dejarían los dispositivos atados a lo primero que encuentran.

El concelleiro de Mobilidade, Rubén Arroxo, mantuvo una reunión con Buny antes de su implantación en Lugo, en la que le comunicó la obligación de aparcar los patinetes en los anclajes dispuestos por la ciudad y no al mobiliario urbano. Pero la demanda creció, el problema surgió y empezaron a llegar quejas al Concello.

«Non é o mesmo deixala un momento agarrada a unha sinal mentres entras na panadería que deixala estacionada un par de días»

«A ordenanza é a mesma para unha bicicleta dun particular que para a de unha empresa, temos que cinguirnos ao que marcan as ordenanzas, pero non é o mesmo deixala un momento agarrada a unha sinal mentres entras na panadería que deixala estacionada un par de días, como era algunha das queixas que chegaron ao Concello», explica Arroxo, quien considera que la empresa puede funcionar mientras cumpla con la normativa municipal como lo hace un particular.

Más anclajes en breve

El área de Mobilidade que él dirige prevé ampliar en breve la infraestructura para poder aparcar estos dispositivos en la ciudad. «Nas próximas semanas vamos a ampliar a rede de aparcabicis coa idea de que todo tipo de transporte alternativo ao coche sexa viable. Estivemos mirando puntos para seguir ampliando a rede», apunta Arroxo, que desvincula esta medida de la necesidad planteada por Buny. La empresa experimentó un incremento de la demanda, acompañado de un aumento de los problemas derivados de la falta de anclajes. Su actividad está congelada hasta nuevo aviso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Patinetes atados a señales, farolas o árboles: no, pero sí