La ofrenda del Antiguo Reino, marcada por la pandemia

X.M.P. LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

Lara Méndez recordó en su discurso a las víctimas del covid-19 y a sus familiares

21 jun 2020 . Actualizado a las 21:16 h.

La ofrenda del Antiguo Reino de Galicia de este 2020 se celebró marcada por el covid-19 en el fondo y en la forma. La alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, recordó este domingo, en el discurso que leyó como encargada de presentar la ofrenda, a los fallecidos y a sus familiares; pero también recogió en sus palabras alusiones al comportamiento ciudadano, tanto desde un punto de vista personal como profesional, así como a las circunstancias socioeconómicas que se presentan tras la pandemia.

«Hoxe é obrigada unha agarimosa lembranza para as vítimas e os seus familiares e amigos. Por iso, a nosa primeira ofrenda é no seu nome, para que non as esquezamos e que o seu recordo aniñe para sempre nos nosos corazóns», dijo la regidora lucense casi al principio de su intervención. En el resto de su discurso fue acordándose del comportamiento ciudadano y de los retos que ahora debe afrontar la sociedad. En cuanto a la actitud de la sociedad, resaltó la cara «máis solidaria e fraternal» de muchos vecinos durante el confinamiento, «tecendo redes de resistencia».

Méndez alabó a profesionales de distintos sectores, de los sanitarios a los integrantes de las fuerzas de seguridad pasando, por ejemplo, por los empleados de limpieza o de firmas de alimentación. A todos se les debe «gratitude e respecto», y además su trabajo sirve para recordar, dijo, que «non cabe falar de xustiza e de equidade social» sin sistemas sanitarios adecuados.

En cuanto a las circunstancias inmediatas, Méndez no negó el reto de los meses próximos. «Asumimos agora o desafío da reconstrución dos nosos espazos e economías», afirmó, aunque lanzó alusiones a años pasados: «Vivimos tempos convulsos, herdeiros doutra gran crise aínda moi próxima e da que arrastramos carencias e necesidades, froito de recortes crueis», dijo en su discurso. No hubo procesión.

Recuerdo a las víctimas de la violencia machista y llamamiento a la concordia

Si los fallecidos por el coronavirus y sus familiares, así como los que trabajaron en distintos sectores, estuvieron presentes en el discurso de la alcaldesa lucense, otras personas merecieron una alusión explícita de Lara Méndez. La alcaldesa se refirió a las que murieron por culpa de la violencia machista y a las que sufren un machismo estructural que les impide crecer en igualdad de oportunidades. Por todas las circunstancias enumeradas en su discurso, Méndez subrayó la necesidad de «cooperar», de «traballar xuntos, sumando e ofrecendo respostas».

ALBERTO LÓPEZ

El obispo de Lugo, Alfonso Carrasco, agradeció a Méndez que hubiese aceptado la responsabilidad de la ofrenda «en un año tan extraordinario como este».

Presencias y ausencias de los ayuntamientos que comparten tradición

La alcaldesa de Lugo no fue la única que participó en la ofrenda. También se desplazaron a Lugo los respectivos presidentes de las corporaciones de Mondoñedo, Manuel Otero, y de Tui, Enrique Cabaleiro.

ALBERTO LÓPEZ

Los otros concellos que presentan la ofrenda desde 1669 (Ourense, Santiago, A Coruña y Betanzos) estuvieron representados también, aunque sin la participación de sus alcaldes. Como es habitual, las autoridades llegaron a la catedral saliendo de la Casa do Concello.