Hace 30 años, Lugo facilitaba la llegada de grandes áreas comerciales

El Concello pretendía evitar que los lucenses fuesen a comprar a otras ciudades


LUGO / LA VOZ

Facilitar la llegada de empresas es un propósito repetido a menudo por representantes públicos, que citan ese objetivo como una de sus prioridades. A veces, además, lo que se persigue no es solo la instalación de empresas, sino que pretende evitar una fuga de clientes, que acuden a un a ciudad atraídos por lo que no hay en la suya.

Hace 30 años, el Concello de Lugo anunciaba como una de sus prioridades la instalación de áreas comerciales en la ciudad, y el alcalde, Vicente Quiroga, explicaba que esa postura tenía como uno de sus fundamentos la intención de evitar los desplazamientos de lucenses a otras ciudades para comprar. El regidor no citaba el nombre de ninguna urbe en concreto, pero A Coruña tenía grandes almacenes desde hacía tres años: en 1986 El Corte Inglés había inaugurado sus instalaciones, once años después de haberse hecho visible en Galicia con su apertura en Vigo.

Esa decisión municipal de inmediato fue seguida de pasos concretos. Cuando el alcalde explicó sus planes por primera vez, las páginas de este diario ya recogían que la zona de As Saamasas era objetivo de alguna cadena, y la posibilidad de que se hubiese cerrado alguna opción de compra de terreno parecía en aquel momento más que un rumor. Se abría un plazo de 20 días para que las empresas interesadas presentasen ofertas, y se anunciaba además la necesidad de reformar el plan de urbanismo para permitir la instalación de grandes superficies.

La propuesta fue aprobada en pleno en el mismo mes de abril, con los votos favorables de la Coalición Progresista Galega -grupo al que pertenecía entonces Quiroga, que en el anterior mandato había presidido la corporación en las filas de Alianza Popular- y del PP y con críticas del PSOE. Los socialistas alertaban del impacto que la implantación de grandes áreas tendría en el comercio local, y pocos días después José Mauricio Posada Veiga, entonces presidente de la Cámara de Comercio, lanzaba un mensaje similar.

 Construcción de un centro comercial junto al Miño

Fueron tres las ofertas que se presentaron, y la elegida supuso la construcción de un centro comercial junto al Miño y la carretera N-VI. Continente fue el grupo empresarial que acabó montando la primera gran superficie de la ciudad, en cuya construcción invirtió 3.500 millones de pesetas. En marzo de 1993, cuando la apertura era inminente, la CEL informaba de la organización de cursos para sus asociados, destinados a atenuar el impacto de la puesta en marcha de esa gran superficie.

Cuando se inauguró, aún seguían vivas otras críticas, centradas en la ubicación y en el posible daño ambiental, que lanzaba la Plataforma Pro Miño. A la inauguración de las instalaciones, que tuvo lugar el 12 de abril de 1993, asistió el presidente de la Xunta, Manuel Fraga.

CON TU SUSCRIPCIÓN PUEDES ACCEDER A TODAS LAS NOTICIAS PUBLICADAS EN LA VOZ DE GALICIA, DESDE 1882 HASTA HOY, BUSCANDO POR PALABRA CLAVE

ENCUENTRA TUS RAÍCES

Busca entre comillas el nombre de alguno de tus familiares o el de tu pueblo para ver todo lo publicado

Busca a tus familiares

Busca entre comillas el nombre y apellidos de tu familiar para descubrirlo

¿QUE PASÓ EL DÍA EN QUE NACISTE?

Encuentra el ejemplar de La Voz que se publicó el día de tu nacimiento

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Hace 30 años, Lugo facilitaba la llegada de grandes áreas comerciales