La crisis sanitaria frena también el proyecto del nuevo túnel de Oural

Suspendido el levantamiento de actas previo a la expropiación de los terrenos

El túnel de Oural está sin electrificar y es demasiado bajo para los trenes modernos
El túnel de Oural está sin electrificar y es demasiado bajo para los trenes modernos

monforte / la voz

La construcción del nuevo túnel de Oural es uno de los proyectos fundamentales de la modernización de la línea ferroviaria entre Ourense y Lugo. Son cerca de dos kilómetros incompatibles con unas medias de velocidad como la que el Ministerio de Transportes pretende para este itinerario. No hay todavía ninguna previsión sobre cuándo pueden empezar las obras, entre otras cosas porque en estos momentos está pendiente la resolución de los contratos de ejecución. La crisis del coronavirus lo va a hacer todo un poco más lento.

Sobre el papel, las medidas de confinamiento aprobadas por el Gobierno central no afectan a la realización de obra pública. En la práctica, las dificultades para proveerse de materia prima están provocando problemas en diferentes proyectos. En el caso del túnel de Oural, el parón por la emergencia sanitaria llega cuando estaba pendiente de realizar el levantamiento de actas para las expropiaciones.

El 12 de mayo iba a celebrarse el levantamiento de actas previas para la expropiación de los terrenos que harán falta para construir el nuevo túnel. El establecimiento de una nueva fecha tendrá que esperar probablemente a que se levante el estado de alarma.

El expediente previo a la ejecución de las expropiaciones fue aprobado por el Ministerio de Transportes el pasado 25 de febrero. Aprobado en noviembre del año pasado, el proyecto de referencia prevé expropiar dentro del término municipal de Sarria 13.000 metros cuadrados, casi todos propiedades particulares. En este municipio, Fomento tiene que ocupar también otros 5.000 metros, pero estos con carácter temporal. También están previstas expropiaciones en O Incio. Son 9.000 metros cuadrados que son todos propiedad de la Xunta. En O Incio serán ocupados además otros 5.000 metros, pero estos con carácter temporal. En total, serán expropiados algo más de 22.000 metros cuadrados y ocupados temporalmente otros 16.000 mientras se realicen las obras

Una gran obra de ingeniería para el siglo XIX, pero difícil de electrificar y pequeño para hoy

El túnel ferroviario de Oural tiene más de un siglo de vida. Su construcción terminó en 1882 y fue una importante obra de ingeniería de su época. Casi 140 años después, presenta limitaciones evidentes que hacen inevitable su jubilación. Entre otras cosas, le falta altura para los trenes actuales y resulta muy difícil adaptarlo a una vía electrificada, como la que se planea para el trayecto entre Monforte y Lugo.

El proyecto que se va a llevar a cabo en este tramo de vía propone la construcción de un túnel completamente nuevo de 1.804 metros de largo que irá paralelo al actual.

Cuando las obras por fin empiecen, será necesario cortar al tráfico ferroviario el actual túnel. El ministerio y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) calculan que harán falta veintitrés meses de trabajo para construir el nuevo túnel y sus instalaciones complementarias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La crisis sanitaria frena también el proyecto del nuevo túnel de Oural