El barrio de O Carme (IX): Nuevas aperturas viarias y la vista de la esbelta capilla de O Carme

La calle de Noriega Varela se abrió tras un cesión de terrenos al Ayuntamiento iniciada a finales de los años sesenta


Los vecinos del antiguo barrio de la Cruz, situado por debajo de la actual capilla de Santa María, anhelan contar con una comunicación directa con el centro urbano, para lo que resulta precisa la prolongación y ensanchamiento del vial que subía hacia la Ronda y su conexión con esta. Esta calle se conoce inicialmente como nueva calle del Carmen y finalmente llevará el nombre del poeta Noriega Varela. Para que esta vía alcance su entronque superior es precisa la cesión de parte del antiguo cementerio del Carmen en su lado norte.

La Cofradía muestra una inicial oposición, sugiriendo ocupar otras propiedades para ello, y lo hace apelando a la inviolabilidad del Concordato entre la Santa Sede y España de 1953. Este acuerdo prohíbe la demolición u ocupación de lugares sagrados, y en el muro norte del camposanto existe una pequeña capilla que lo es.

Los vecinos y el propio alcalde ruegan del obispado la cesión gratuita del terreno, apelando al beneficio existente con la revalorización del terreno restante al dar frente a la nueva calle. Finalmente, la Cofradía accede a la cesión de 23 x 12 metros cuadrados, con las siguientes condiciones: que el terreno cedido nunca fuese destinado a otro fin distinto al de vía pública, que el Ayuntamiento reconstruyese el cierre norte de la finca resultante (con muro de piedra igual al existente), que se ceda la propiedad del camino situado entre la capilla y el cementerio a la Cofradía y que la proyectada renovación que se pretendía hacer del matadero se hiciese dejando completamente visible la «esbelta» fachada de la Capilla.

El Ayuntamiento, en 1968, agradece al obispado la cesión y acepta las condiciones. En sesión plenaria municipal del día 24 de abril de 1970, «se acuerda la desafección de los terrenos de propiedad municipal dedicada actualmente a sendero, que comprende desde la primera puerta que da acceso a una huerta próxima a la capilla del Carmen hasta la pared de la casa que se halla al lado de la puerta del antiguo cementerio para su cesión gratuita a la Cofradía, en compensación de las que ella ha cedido a este

Ayuntamiento».

El camino situado por detrás de la capilla del Carmen y que desemboca en Noriega Varela pierde su titularidad pública en 1970 y pasa a ser propiedad de la Cofradía de la Virgen del Carmen. Este hecho dio vía libre al proyecto y ejecución de la que es hoy calle Noriega Varela. El margen superior derecho de la calle

Poeta Noriega Varela, antes de llegar a la Ronda, permite todavía hoy las vistas sobre el antiguo cementerio porque el Ayuntamiento tiene pendiente el cumplimiento de su acuerdo con el obispado para cerrar este con un muro igual al de los otros tres lados que todavía siguen en pie.

Paralelamente a esta apertura viaria, el Ayuntamiento tiene gran interés en efectuar otra nueva calle entre la del Carmen y la calle Santiago, un proyecto relacionado (en sus condiciones) con la ejecución de Noriega Varela. La nueva calle se situaría aproximadamente a la altura de lo que es hoy calle Vicedo, prolongando esta hasta la del Carmen. La propuesta municipal enlaza las esquinas de la capilla y el colegio de las Misioneras Siervas de San José. En este nuevo caso también se precisa la cesión de terreno propiedad del obispado, pero en este caso las posturas son distantes entre la iglesia y la administración local. La Cofradía desea unas privilegiadas vistas de la fachada de la capilla, con una calle más próxima a la Ronda de la Muralla. El Ayuntamiento busca mayor fondo edificable para la Ronda, presionado por los propietarios expropiados.

La Cofradía argumentaba que «la Capilla se arregla perfectamente sin esta calle, y los terrenos de los que son propietarios los que desean edificar, sin la calle, no serán solares sino unas simples fincas rústicas» y la iglesia presiona con no ratificar el acuerdo de cesión para la apertura de Noriega Varela. Finalmente, el Ayuntamiento acepta la propuesta del obispado, y nuevamente vuelve a ignorar el acuerdo. Esto ocurre porque estaba en este momento ya muy avanzado el proyecto de dar al barrio una futura ordenación integral, y se deja en suspenso la firma y ejecución de un acuerdo que no se tiene intención de cumplir.

Esta intención se deduce del hecho comprobable de que el parcelario final del Proyecto de reparcelación de terrenos de la unidad urbana del Carmen (plano nº 4) recoge el trazado de esta calle, sin el deseo de los religiosos, o sea, situando la calle más abajo de lo tratado (no frente a la capilla) y sin llegar a la calle Santiago, con lo que la perfecta visibilidad de su fachada, que era intención de la iglesia permitir y potenciar, quedaría sin ser cumplido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El barrio de O Carme (IX): Nuevas aperturas viarias y la vista de la esbelta capilla de O Carme