Construir las variantes de Rubián y Os Peares costará 970 millones

El Gobierno prevé que ambas obras, sin fecha de inicio, reduzcan el viaje en 23 minutos


lugo / la voz

El Gobierno ya cuenta con los estudios informativos redactados de las variantes ferroviarias de Os Peares-Canabal y de Rubián de la línea férrea entre Lugo y Ourense. Así se lo ha comunicado el Gobierno a los diputados ourensanos del Partido Popular Celso Delgado y Ana Belén Vázquez en una pregunta formulada en el Congreso.

El ejecutivo de Sánchez señala que la variante de Rubián, del tramo Lugo-Monforte de la línea León-A Coruña, será de vía única de unos 19 kilómetros, y que permitirá, cuando esté acabada, un ahorro de tiempo máximo de 12 minutos. La inversión prevista rondará los 440 millones de euros.

Por su parte, la variante de Os Peares-Canabal, del tramo Ourense-Monforte de la línea Monforte-Vigo, será de vía única de 12 kilómetros de longitud, lo que permitirá un ahorro de tiempo máximo de 11 minutos y una inversión que rondará los 530 millones de euros.

De momento, ambas variantes, que costarían entorno a los 980 millones de euros, no tienen fecha de licitación ni adjudicación, cuando son fundamentales para que los tiempos de viaje de Lugo a Ourense se reduzcan de los actuales 114 minutos, el más largo, o los 95 minutos, el más corto. Con la rebaja prevista de los 23 minutos de ambas variantes, así como la mejora de la vía y la electrificación del trazado que está ejecutando Adif, los trayectos en tren entre ambas capitales se situaría en un poco por encima de una hora. Y de esta manera, el viaje de Lugo hasta la capital de España sería de algo más de tres horas y cuarto, una vez que en el 2021 entre en funcionamiento del AVE de Galicia con la meseta.

En espera

Pero para que todas estas estimaciones de tiempos de viaje se puedan cumplir primero tienen que terminarse las acciones que ahora tiene en marcha Adif y que comiencen las obras de las dos variantes. Hay que recordar que la circunvalación de A Pobra de San Xillao, que supuso un ahorro de tiempo de unos cuatro minutos, tardó en finalizarse más de una década. Se invirtieron 109 millones para un trazado de 7,2 kilómetros, lo que permitió un aumento de la velocidad (de 80-95 a 160 kilómetros por hora) y eliminar 14 pasos a nivel.

Supresión de 36 pasos a nivel

La renovación de la vía, la electrificación del tramo Lugo-Monforte y el aumento de la potencia de Monforte-Ourense y la supresión de hasta 36 pasos a nivel (todas acciones más o menos en marcha en los últimos meses por parte de Adif) supondrán mejoras en el viaje en tren y reducción de tiempos. Pero será la construcción de las citadas variantes las que de verdad aportarán un salto cualitativo a la línea Lugo-Ourense.

Cuando en el 2018, el entonces ministro de Fomento, Íñigo de la Serna (PP), anunció en Lugo un cronograma de obras y fechas para la mejora del trazado ferroviario, se barajaban alternativas para las variantes de Rubián y Os Peares, y entre ellas quedaba por decidir si se hacían de vía única o permitían la doble circulación de convoyes.

Vía única

Finalmente, como ocurre en el caso de la variante de Láncara, el nuevo trazado será de vía única, con lo que los trenes nunca podrán alcanzar registros de AVE (más de 300 kilómetros por hora), aunque sí superarán los 200, una cifra muy superior a los 80 actuales con los que circulan las locomotoras por el actual túnel de Oural o los 160 por los que se circula en tramos de la variante de A Pobra de San Xiao.

PP y BNG llevan al Congreso el debate sobre la necesarias mejoras ferroviarias de la provincia

Los diputados del PP y del BNG en el Congreso ya han comenzado a fiscalizar el trabajo del nuevo Gobierno y en materia ferroviaria están presentando diversos tipos de iniciativas, ya sea a través de preguntas o en comisión. Así, el popular Joaquín García Díez acaba de presentar una pregunta para conocer la situación y las previsiones que maneja el Gobierno para la electrificación de Lugo-Monforte, así como la renovación en el trazado de la vía Lugo-Ourense, incluyendo las variantes.

Por su parte, el nacionalista Néstor Rego, lleva a la comisión de infraestructuras una proposición no de ley en la que insta al Gobierno a que a lo largo de este año elabore los proyectos necesarios para modernizar la red ferroviaria, «conforme al acuerdo de investidura», y que incluye la modernización del trazado A Coruña-Lugo. También reclama que se retire de forma definitiva el plan de cierre de los servicios de venta presencial de billetes en Sarria, Viveiro y Burela

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Construir las variantes de Rubián y Os Peares costará 970 millones