Un alpinista lucense abre en Austria una de las vías más duras del mundo de escalada en hielo

Luis Penín y David López Sáenz bautizaron la ruta como «Gaia»


Lugo / La Voz

Un alpinista lucense abrió en Austria una nueva vía de escalada mixta sobre hielo y roca, una de las más duras del mundo según su experiencia e informaciones. Se trata de Luis Penín, que emprendió la hazaña con el alpinista David López Sáenz. Juntos, abrieron una nueva ruta, de casi 200 metros, a la que bautizaron como «Gaia» y de la que ya elaboraron un documento informativo para los escaladores que deseen repetirla.

Todo comenzó cuando ambos montañistas emprendieron en febrero rumbo al Tirol austríaco para repetir la durísima ruta «Stirb langsam», abierta por el alemán Michi Wohlleben en el 2017. Es probablemente la primera repetición realizada de esta vía de hielo y roca y, tras culminarla, Penín explicó que había sido la vía de mixto en pared más dura que había escalado jamás.

Pero la aventura no acabó ahí. Los escaladores observaron en la misma zona, conocida como Ehrlwald, una línea sobre la que podrían abrir una nueva vía. Así que, tras unos días de vuelta al trabajo, Penín y López volvieron a Austria para emprender un nuevo reto: «Esta é a segunda vía que abro, teño moita experiencia en escalada, pero cando repites unha vía tés unha guía, sabes a gradación da dificultade que ten, como é cada tramo... Pero esta nova vía foi máis difícil do esperado, a natureza sempre nos acaba sorprendendo», explica Penín.

Prepararse para la hazaña también les llevó su tiempo, puesto que la logística era complicada. «O primeiro que hai que facer é buscar un compañeiro de cordada para facer un bo tándem, porque psicoloxicamente vas ao límite, en condicións extremas», dice. Y eso lo halló en David López, «que ten unha grande experiencia». También se requiere una buena preparación física y experiencia, aunque en el caso de estos dos escaladores eso es una constante. Penín, por ejemplo, lleva escalando en hielo desde 1991. Además, hay que preparar toda la logística: la cuerda para la escalada, taladro para los seguros móviles, seguros fijos, tornillos enroscables para hielo... En total, se llevaron casi ochenta kilos de peso en el avión.

Tras el trabajo de preparación, comenzaron la escalada, que se prolongó durante una semana aproximadamente, con jornadas de doce horas diarias: «Todos os longos eran difíciles, fomos ganando metro a metro, establecendo os puntos de parada...», cuenta Penín. Las cuerdas dan un largo de cuarenta metros, lo que condiciona los tramos. Además, se encontraron con un paisaje tan dificultoso como espectacular: fisuras, desplomes, techos de hielo...

Frío para que el hielo no gotee

También el frío jugó un papel fundamental, pero por su necesidad: «A temperatura foi máis alta do habitual, o que fai que o xeo pingue máis e dificulta a escalada. Persoalmente, si que percibo esa subida de temperaturas desde que empecei a escalar, antes había formacións de cascadas de xeo que xa non se forman», continúa. Por este motivo, comenzaban la jornada de escalada sobre las cuatro de la madrugada, para aprovechar las horas más frías, y realizaron el recorrido con temperaturas de entre -8 y 1 oC.

Hace unos días que completaron su reto, al que llamaron «Gaia», de 175 metros, y su conclusión es clara: «O ‘Stirb langsam’ era das máis duras do mundo, pero esta nova que abrimos entra tamén dentro dese grupo, polo menos neste 2020, porque as cousas irán cambiando e actualizándose», explica Penín.

El escalador lucense, con raíces en Friol y en Outeiro de Rei, es ingeniero de Montes y trabaja en Andalucía. Está especializado en escalada mixta sobre hielo y piedra, una modalidad de gran dificultad, de tramos cortos, cuya afición se popularizó hace unas dos décadas, y que también ha ido evolucionando y aumentando en complejidad: «As cascadas de xeo xa están superadas, xa non dan dificultade hoxe en día. Agora os retos son as esculturas de xeo colgantes, ás que se chega despois de ir por pedra», matiza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un alpinista lucense abre en Austria una de las vías más duras del mundo de escalada en hielo