Fomento da luz verde a la autovía entre Santiago y Lugo

Han pasado ya veinte años y esta infraestructura todavía no está concluida


Han pasado ya veinte años y todavía no está concluida. Hace justamente dos décadas, el Ministerio de Fomento aprobó el estudio informativo definitivo de la vía de alta capacidad que uniría las ciudades de Santiago y Lugo, la A-54, así como el expediente de información pública, trámites ambos previos a la licitación de los proyectos.

En concreto, el departamento del Gobierno central dio luz verde al estudio informativo de los tramos Lavacolla-Arzúa (que finalmente entraría en servicio el pasado año 2019) y Palas de Rei Lugo, quedando pendiente de aprobación un tercio de los noventa kilómetros de la longitud de esta infraestructura, entre ellos los dos tramos que aún hoy faltan por concluir, el que unirá Palas de Rei y Melide, y el de Melide a Arzúa, que actualmente tienen fecha de entrada en servicio a finales del 2021 y 2022, respectivamente.

Los dos tramos aprobados tenían una longitud de 56,6 kilómetros y el presupuesto estimado de estas obras era 181,7 millones de euros. En total, el coste previsto para la totalidad de la autovía era superior a los 300 millones de euros, según los cálculos realizados en ese momento.

Las tres grandes lámparas de plata y bronce dorado realizadas en el siglo XVIII por Luigi Valadier para la capilla mayor de la Catedral de Santiago ya están de vuelta en la basílica tras permanecer en Roma desde finales de octubre en la exposición de la Galleria Borghese sobre el prestigioso orfebre italiano. foto xoán a. soler

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Fomento da luz verde a la autovía entre Santiago y Lugo