Un conductor sin carné huye a pie del lugar en el que provocó un accidente, en una rotonda de O Ceao


lugo / la voz

Un joven de 21 años de edad ha sido imputado por la Policía Local de Lugo como investigado por dos supuestos delitos contra la seguridad vial, después de que él y su acompañante huyesen del lugar en el que provocaron un aparatoso accidente de circulación y de que los agentes de la Unidad de Atestados comprobasen que nunca tuvo carné de conducir.

El conductor del vehículo y el propietario del mismo escaparon corriendo del lugar del accidente, una de las principales rotondas de acceso al polígono de O Ceao desde la Autovía do Noroeste, a través de la Avenida de Benigno Rivera, y dejaron el coche abandonado en la glorieta sin adoptar ningún tipo de medida para señalizar el obstáculo o avisar del siniestro a los servicios de emergencias. «Debido a la violencia del impacto», aclara la Policía Local, la calzada también quedó afectada por el «vertido el aceite del motor del vehículo», lo que añadió «un plus de peligro» para los demás usuarios de la vía.

El accidente tuvo lugar en diciembre, pero la investigación por parte de la Policía Local se prolongó durante los dos últimos meses para identificar al conductor, el joven de 21 años que carecía de carné, y a su acompañante, propietario del vehículo, que ha sido imputado como investigado por “cooperador necesario.

Además de ser imputado por conducir sin carné, el conductor es investigado por la creación de un grave riesgo para la circulación de los demás usuarios, dadas las circunstancias en las que abandonó el vehículo, en un día en el que «las condiciones meteorológicas eran especialmente adversas», a causa de la lluvia torrencial.

A 100 kilómetros por hora

Por otra parte, agentes de la Policía Local interceptaron a un conductor que circulaba por una de las calles del centro a una velocidad de casi 100 kilómetros por hora, en una zona limitada a 50.

Según informó la Policía Local, el pasado dos de marzo se establecieron diferentes controles de velocidad en vías del centro urbano de la ciudad, especialmente en aquellas calles en las que se ha registrado un incremento de los accidentes de circulación.

Para ello, la Policía Local utilizó un vehículo equipado con un cinemómetro que le permitió controlar la velocidad de un total de 1.944 coches.

Fueron denunciados 84 conductores por sobrepasar la velocidad máxima permitida, de los cuales 24 perderán entre 4 y 6 puntos de su permiso de conducir y tendrán que pagar multas de 300 a 600 euros. El conductor que iba a más velocidad fue detectado a 94 kilómetros por hora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un conductor sin carné huye a pie del lugar en el que provocó un accidente, en una rotonda de O Ceao