Confirmado el hallazgo de la primera estatua romana de cuerpo entero de Lugo

La pieza, hallada en la necrópolis que se está excavando en la Rúa da Xesta, está datada entre los siglos I y II


Lugo / la voz

Un inesperado hallazgo arqueológico en la ciudad aporta nuevas luces sobre la historia lucense y, concretamente, sobre su pasado romano. Se trata de la estatua que apareció hace unos días en las excavaciones arqueológicas que se están llevando a cabo en la Rúa da Xesta, donde Dmanán tiene previsto construir un inmueble de viviendas. Tras localizar el mes pasado un nuevo cementerio romano de la época Bajoimperial (siglos III-IV), en la salida norte de la ciudad, próximo a Porta Nova, el hallazgo de una estatua casi completa (le falta la cabeza) sorprendió al mismo nivel que alegró a los arqueólogos de la ciudad. Gonzalo Meijide, arqueólogo de la Dirección Xeral do Patrimonio Cultural, explica que la estatua es «indiscutiblemente» romana, anterior incluso a la necrópolis Bajoimperial, por lo que dataría de entre los siglos I y II, aunque la fecha exacta todavía está por determinar. «A posibilidade de atopar o cemiterio estaba contemplada, pero a aparición da estatua foi algo inesperado», explica Meijide.

Las excavaciones en la Rúa da Xesta, donde ya aparecieron también varias tumbas romanas, continúan activas. Una vez que terminen y se completen los estudios de todo el material hallado, se podrá concretar más sobre esta pieza única. Meijide señaló que deberán estudiar qué hacía ahí esa estatua y cuál era su finalidad: «A estatua foi enterrada nese lugar, depositada mesmo con respecto, pero descoñecemos o motivo», explica.

Realizada en granito

La estatua -que cuenta con un espigo en el pie que podría servir para que se mantuviese erguida sobre algún monumento- cuenta con las mismas formas de las ropas (togado) de la estatuas romanas, aunque está tallada de forma más tosca que las realizadas en Roma. Además, está realizada en granito, un material local, lo que viene a confirmar que estamos ante una pieza realizada en Lucus Augusti, una muestra relevante de la plástica provincial romana que se incorpora a las piezas que ya se conocían. Aurelia Balseiro, investigadora y directora del Museo Provincial de Lugo, explica que en Lugo hay una colección importante de plástica provincial romana, pero no contaban con esculturas de bulto redondo tan completas. Es, por tanto, la primera estatua romana que aparece en la ciudad con esas dimensiones y se suma al torso de Saa (un trozo de estatua que se encuentra en el Museo) y a los pies de otra estatua hallados en O Corgo.

Balseiro es muy optimista con respecto a este hallazgo, que supone «unha fonte de información» para entender el pasado lucense, por la propia pieza encontrada, pero también por el contexto: «Non é unha peza illada, apareceu nun contexto determinado, nunha escavación científica e sistemática, polo que a cantidade de información que pode aportar sobre a súa función e por que estaba aí é moi importante», explica.

Piden un museo arqueológico

Por su parte, el historiador Adolfo de Abel Vilela considera que se trata de una pieza importante de la estatuaria provincial romana y «unha mostra de que Lugo, durante moitos anos, vai seguir dando sorpresas en arqueoloxía, de aí a necesidade urxente de contar cun museo arqueolóxico», explica.

Según cuentan los expertos, en Lugo hay ejemplos de material romano que se utilizó como escombro o relleno para construcciones posteriores, al tratarse de piedra, o que directamente se enterró en épocas más tardías para deshacerse de él. Adolfo de Abel Vilela explica que en la Alta Edad Media la ciudad romana de Lugo casi llega a desaparecer, deshaciéndose construcciones y eliminando toda simbología pagana: «Moitas pezas de simboloxía pagá foron estragadas e enterradas coa chegada do Cristianismo», señala. Aunque hay casos llamativos como el de la ara votiva dedicada al dios Mitra, que apareció entera, enterrada de forma muy cuidadosa, en una especie de sepultura.

Hallan un nuevo cementerio romano próximo a Camiño Real

Laura López

Aparecieron por ahora cinco tumbas de entre los siglos III y IV al cimentar un edificio

Las obras de construcción de un nuevo edificio en la Rúa da Xesta, entre Camiño Real, la Ronda da Muralla y la zona de Casas Baratas, han dejado al descubierto, por ahora, cinco tumbas romanas. El hallazgo confirma la teoría de los arqueólogos de que esa área había sido una gran necrópolis romana, una tesis que sostenían, entre otras cosas, por la aparición de dos sepulturas en otro solar cercano hace unos años.

En la finca, a la altura del número 3 de la Rúa da Xesta, se realizaron obras de demolición de viejas construcciones y ahora tienen previsto levantar un inmueble de viviendas, promovido por Dmanán. Aunque el solar no está incluido en el Pepri, sí que se trata de un área de cautela, por lo que desde el Concello de Lugo tramitaron el expediente arqueológico ante la Xunta para realizar controles en la zona. La promotora de la obra es la que se hace cargo de las excavaciones.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Confirmado el hallazgo de la primera estatua romana de cuerpo entero de Lugo