La mujer asesinada en Lugo fue acuchillada con un arma hallada cerca de su casa

El detenido pasará mañana a disposición judicial. Fue un vecino de la víctima el que halló el puñal en las proximidades de la vivienda


Lugo / La Voz

Clara María Expósito Vilanova, la mujer de 49 años de edad que fue hallada muerta en el interior de su domicilio en la capital lucense el pasado sábado, fue acuchillada presuntamente por su pareja, Francisco Javier B. F, de 47 años de edad y muy conocido entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad por su pasado delictivo. El detenido pasará mañana a disposición judicial.

El supuesto autor del crimen, que fue detenido en la tarde del sábado por la Policía Nacional y al que se le acusa de un delito de homicidio, violencia de género y doméstica, utilizó un cuchillo para perpetrar el crimen. Tras asestarle presuntamente varias cuchilladas a su pareja en el cuello, el ahora arrestado abandonó la vivienda, ubicada en la Rúa da Ferradura, en el conocido barrio de As Gándaras, y escondió el arma en una zona cercana a la vivienda, de ahí que cuando los investigadores se personaran en el lugar no hallaran ningún objeto punzante que sería compatible, a primera vista, con las lesiones que presentaba la mujer en el cuello.

Horas más tarde, y en plena investigación, el arma que habría sido utilizada para perpetrar el crimen fue hallada por un particular y posteriormente fue trasladada a la Comisaría. Ahora, toca analizar este objeto punzante y cotejar si aparece ADN del supuesto autor.

Por su parte, el detenido, que fue detenido en la tarde del sábado en casa de sus progenitores, se negó a declarar ante los agentes de la Policía Nacional. Está previsto que en la mañana de hoy pase a disposición judicial, pero tampoco se descarta que se agoten las 72 horas y pasé a disposición de la magistrada del Juzgado de Instrucción número dos de Lugo, que lleva este caso y que decretó secretas las actuaciones. 

Enterrada ayer

Clara María Expósito fue enterrada ayer en la en la parroquia lucense de Santa Comba. La mujer, que vivía desde hacía más de 20 años en la vivienda social en la que apareció sin vida, cobraba una ayuda. Estaba separada y tenía dos hijos, un varón mayor de edad y una hija menor de edad. Su madre, que reside muy cerca de la casa donde vivía la fallecida, fue la que se encontró el cadáver de su hija en el cuarto de baño.

En un primer momento, todas las líneas de investigación estaban abiertas y no se descartaba ninguna hipótesis, incluso la posibilidad de que la mujer se hubiese quitado la vida. Lo único que descartaban desde el primer momento los investigadores era que fuese un robo, puesto que la puerta de entrada a la vivienda no estaba forzada. Con el paso de las horas, los investigadores empezaron a sospechar el sábado que se enfrentaban a un caso de homicidio. 

Repulsa pública

Tras la confirmación oficial de que se trata de un caso de violencia de género, varias administraciones expresaron ayer su condena y repulsa ante este suceso. Desde la Xunta y el Concello de Lugo manifestaron su consternación ante este crimen e hicieron un llamamiento a toda la sociedad para que se rebele contra esta lacra.

En este sentido, desde las administraciones animaron a las personas que sufren malos tratos a denunciar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La mujer asesinada en Lugo fue acuchillada con un arma hallada cerca de su casa