Cinco policías nacionales de Lugo heridos al detener en el armario de un piso a un peligroso delincuente buscado desde agosto

La peor parada fue una profesional de la UFAM, a quien el arrestado amenazó mencionando su nombre y apellidos y lesionó tras un forcejeo


Cinco policías nacionales han resultado heridos al detener a un peligroso delincuente, un magrebí de 24 años, que se encontraba en búsqueda por las autoridades judiciales y policiales desde el pasado mes de agosto. La peor parada fue una agente de la UFAM (Unidad de Atención a la Mujer y a la Familia) que fue amenazada y resultó herida tras el forcejeo. 

El arresto se produjo a media tarde, después de que una persona llamara a la sala 091 reclamando una patrulla en un domicilio de la Avenida de A Coruña. Tras cortarse la llamada telefónica y no responder la alertante a las llamadas realizadas desde comisaría, los profesionales de la sala enviaron inmediatamente una patrulla al lugar, al tiempo que con los datos que se derivaban de la llamada y a través de las bases de datos de la Dirección General de la Policía, determinaron que el asunto podría ser muy grave y peligroso. Con los datos extraídos se dedujo que se podría tratar de personas vinculadas a un peligroso delincuente que estaba siendo buscado desde hace tiempo.

Dado que podría tener relación con un tema de violencia doméstica y de género, se dio cuenta de ello a los agentes de la UFAM, quienes de forma inmediata se dirigieron al lugar.

Una vez, en el domicilio, tres indicativos, dos uniformados y el tercero de Policía Judicial, fueron requeridos por la alertante, que manifestó que la persona buscada estaba en el interior de un piso y dado el conocimiento que se tenía de ella, los agentes tomaron las debidas precauciones y lo localizaron escondido en un armario. Tras ser descubierto, el individuo se abalanzó con gran violencia hacia los policías actuantes, quienes después de un fuerte forcejeo consiguieron inmovilizarlo, resultando lesionada de forma importante la agente de la UFAM y los otros cuatro policías.

Durante toda la intervención, el magrebí no dejó de injuriar y amenazar de forma generalizada a los policías, en concreto a las mujeres y una vez introducido en el vehículo policial, continuó con su actitud agresiva y fracturó las dos ventanillas del mismo. A continuación fue atendido por los servicios sanitarios para poder trasladarlo a dependencias policiales, donde se instruye el correspondiente atestado. 

Sobre el detenido pesan un total de seis requisitorias pendientes por diferentes Juzgados de la ciudad, tanto de Instrucción como de lo Penal, además de las búsquedas policiales. Prueba de su extrema peligrosidad, es que pese a su corta edad acarrea veintidós causas delictivas, destacando la violencia de género y doméstica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Cinco policías nacionales de Lugo heridos al detener en el armario de un piso a un peligroso delincuente buscado desde agosto