Hace 90 años, el norte de Galicia ya tenía su gran empresa de autocares

La Empresa Ribadeo conectó comarcas de Lugo y de A Coruña durante décadas

Hubo un tiempo en el que a los autocares se les llamaba coches de línea. Con menos vehículos particulares que hoy, transportaban viajeros pero también mercancías variadas, llevaban avisos y casi actuaban como indicador de las horas por los momentos en los que estaba previsto su paso. Hace 90 años, el mundo del transporte de viajeros fue escenario de una concentración de empresas de Ribadeo cuyas consecuencias llegaron mucho más allá de esa localidad.

El 8 de enero de 1930, en las páginas de La Voz de Galicia se podía leer que la Empresa Ribadeo tenía servicio de viajeros de Oviedo y de Gijón a A Coruña «y viceversa». La oferta incluía sendos enlaces en Betanzos y en Vilalba para los respectivos viajeros de Ferrol y de Lugo, y la parada de la ciudad herculina estaba situada entonces en la calle Santa Catalina, que une San Andrés y el Cantón Pequeño.

La Voz de Galicia ya informaba de la Empresa la Empresa Ribadeo en enero de 1930. [Consulta aquí la página completa de La Voz]

La empresa era resultado del acuerdo tomado semanas antes por tres empresarios ribadenses del transporte (Antonio Nistal, Manuel Freire y Manuel Nistal). Según recogía el semanario ribadense Riberas del Eo el 8 de febrero de ese año, la firma se creaba como sociedad limitada, con un capital de 1,2 millones de pesetas y con domicilio en la calle San Roque de esa localidad.

ENCUENTRA TUS RAÍCES

Busca entre comillas el nombre de alguno de tus familiares o el de tu pueblo para ver todo lo publicado

La consolidación que alcanzó la empresa en décadas posteriores se puede explicar simplemente con las líneas de que disponía: de Ribadeo a Viveiro; de Ribadeo a Lugo por Vegadeo, A Pontenova y Meira; de Ribadeo a Lugo por Mondoñedo y Campo do Oso; de Ribadeo a A Coruña; de Foz a Lugo por Mondoñedo y Cospeito; de Viveiro a Lugo por Foz y Mondoñedo; de Lugo a A Coruña. El servicio de viajeros Galicia-Asturias se prestaba en colaboración Automóviles Luarca S.A, más conocida por ALSA y fundada en esa localidad asturiana en 1923. En el libro Automóviles Luarca, S.A. Cien años de historia, escrito por Moisés Gómez y publicado en el 2014, se pone 1928 como el año de comienzo del servicio entre Oviedo y A Coruña y 1929 como el de inicio de la línea Gijón-A Coruña.

La importancia de la empresa también puede explicarse por las decenas de trabajadores que llegaron a formar su plantilla. Pero sus consecuencias no solo no se limitaban a la localidad donde la empresa se creó: llegaron a otras localidades en donde tenían parada con despacho y trabajadores -Mondoñedo, por ejemplo-, y su salida y su llegada, en tiempos en los que no había estaciones de autobuses, animaban determinados lugares de pueblos y ciudades. Antes de que Lugo contase con una estación que centralizase salidas y llegadas de autocares, la Empresa Ribadeo tenía la salida y la llegada en la Porta da Estación. La parada de Vilalba estaba en el tramo inicial de la rúa da Pravia; la de Mondoñedo, en la avenida das San Lucas, aunque tuvo antes otro emplazamiento y se volvió a cambiar, ya sin instalaciones propias, antes de la construcción de la estación de autobuses

La firma pasó de sociedad limitada a anónima. En los años ochenta fue comprada por Ideal Auto S.A. (IASA), que luego, a su vez, fue adquirida por la empresa británica Arriva. Sin embargo, la presencia de las familias fundadoras duró más que la empresa: así, Carlos Nistal Ares, que tuvo responsabilidades en la firma, murió en Ribadeo en el 2017, a los 75 años de edad.

Concentración en una zona cercana a la muralla de lugo

Hasta que se construyó en Lugo la estación de autobuses, los vehículos de la Empresa Ribadeo tenían en la Porta da Estación la salida y la llegada, igual que la Empresa Freire, de la que se ven algunos vehículos en la imagen inferior. Era una zona de conocidos negocios de hostelería, como el Café Metropol, que estaba situado en el cruce de la Ronda da Muralla con la calle Castelao.

REPRODUCCION DE UNA FOTOGRAFIA HISTORICA DE LA ANTIGUA ESTACION DE AUTOBUSES -HOY CRUCE DE LA RUA CASTELAO CON RONDA- HECHA DESDE LA PORTA DA ESTACION, EN LA MURALLA
REPRODUCCION DE UNA FOTOGRAFIA HISTORICA DE LA ANTIGUA ESTACION DE AUTOBUSES -HOY CRUCE DE LA RUA CASTELAO CON RONDA- HECHA DESDE LA PORTA DA ESTACION, EN LA MURALLA
Votación
12 votos
Comentarios

Hace 90 años, el norte de Galicia ya tenía su gran empresa de autocares