Polémica en Sarria al negarse profesores y padres a que haya clases con el colegio apuntalado

Tania Taboada / María Guntín LUGO / LA VOZ

LUGO CIUDAD

Desde la ANPA aseguran que son medidas preventivas y que «o centro nunca estivo tan seguro como nestes momentos»

20 ene 2020 . Actualizado a las 13:38 h.

Vuelve la polémica al colegio Frei Luis de Granada de Sarria. Este fin de semana los obreros volvieron al centro para apuntalarlo. Dado que se encuentra con puntales por el patio, pasillos y aulas, los padres se niegan a que sus hijos asisitan al centro, en el que estudian un total de 367 alumnos, 71 en Infantil y 296 en Primaria.

La dirección del colegio aseguró a los padres que no hay peligro y que las clases pueden continuar con normalidad, pero muchos progenitores optaron por no llevar a sus hijos al colegio. Además, los profesores se han negado a dar clase en estas circunstancias.

Desde la ANPA explican que dentro del centro hay un apuntalamiento preventivo muy bien hecho y que no impide que se impartan las clases. «É preventivo porque se van facer estudos. É todo por prevención, pero o centro nunca estivo tan seguro como nestes momentos. Hoxe pola mañá, cando os pais estaban tranquilizados, os profesores negáronse a dar clase dicindo que os alumnos podrían tropezar ou chocar contra algún puntal, pero están protexidos», declaraban José Ángel Díaz, presidente de la ANPA. «Dende a ANPA estamos indignados ca actitude dos profesores porque dende o noso punto de vista é non cumplir co seu traballo e empeorar a situación sen motivos», añadían.