El informático que busca un hogar para siete cachorros abandonados

Noel ha decidido pasar sus vacaciones acogiendo temporalmente a los animales en Begonte

;
Estos siete cachorros buscan hogar Noel, un voluntario de la protectora de Lugo, se los ha llevado mientras tanto a su casa

Begonte / La voz

Noel Santos tiene 26 años y es informático de profesión. Llegó a Lugo hace apenas unos meses y desde hace dos, es voluntario de la Protectora de Animales y Plantas de Lugo. Acude hasta el centro dos veces a la semana, siempre y cuando el trabajo se lo permite, como voluntario, para mejorar la vida de todos los animales que viven en la perrera.

Esta semana, Noel está disfrutando de sus vacaciones. Aunque tenía planeado desconectar y hacer un pequeño viaje, ha decidido cambiar sus planes a última hora con la intención de ayudar a una camada de siete cachorros que, con apenas unas semanas de vida, alguien abandonó en la calle. El sábado, cuando fue a la protectora, se enteró de que los animales aún no tenían casa de acogida y pensó que iban a pasar mucho frío en las instalaciones de la perrera, por lo que decidió llevárselos hasta la casa de sus abuelos, en Begonte. Él vive de alquiler, y el contrato le impedía que los animales entrasen en casa, por lo que tuvo que buscar otra alternativa.

Los cachorros están en el salón de la casa y durante las primeras noches, Noel dormía en el sofá porque esta es la primera vez que tiene en acogida animales. «Soy padre primerizo», explica entre risas, y es que tenía miedo que necesitasen algo y de no darse cuenta. Ahora, los animales ya duermen solos y son cada vez más revoltosos.

«Duermen mucho, pero también son muy juguetones, yo soy informático y siempre me han gustado mucho los animales. En casa siempre tuvimos perros y los vi desde que era pequeño», explica Noel. Sus cachorros ya son escapistas profesionales y es que ya son capaces de salir del lugar que Noel les ha habilitado. La más cariñosa es una de las hembras, que no deja que Noel descanse un solo minuto y pide cariño constantemente.

Son dos hembras y cinco machos y todo apunta a que son una mezcla de pastor alemán, por lo que serán de tamaño más bien grande. El nombre genérico de los cachorros es ‘cestitos’, y es que aún no tienen apodo individual. Pero Noel espera que salgan pronto de la cesta, metafóricamente hablando, y desea que pronto encuentren un hogar definitivo en el que reciban cariño y sean cuidados como se merecen.

La rutina con los cachorros

Por la mañana, Noel les cambia los periódicos y los limpia, Después desayunan pienso y leche, y es que ya han dejado atrás el biberón. Comen tres veces al día, aunque este joven quiere ampliar la frecuencia a cuatro. Pasa con ellos la mayor parte del día, jugando y acariciándolos, y ya están más que educados.

La semana que viene, Noel empieza a trabajar, pero está intentando que le ofrezcan la posibilidad de hacerlo desde casa hasta que los animales encuentren un hogar, para así poder cuidarlos un poco más. Son de tonos marrones, aunque alguno es negro o tiene un pelaje grisáceo.

Las personas interesadas en adoptar a alguno de los cachorros puede enviar un correo a la dirección lavisanchez@yahoo.com o ponerse en contacto con la Protectora de Animales y Plantas de Lugo, preferiblemente a través de la web.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos
Comentarios

El informático que busca un hogar para siete cachorros abandonados