El cableado daña las fachadas del casco histórico de Lugo

Urbanismo dice que no habría cabida para medidas coercitivas para retirarlo, dado que hay cables que son anteriores al Pepri


lugo / la voz

El casco histórico de Lugo aspira a convertirse en el cuarto patrimonio de la humanidad de la ciudad tras la Muralla, la catedral y el Camiño Primitivo. Pero hacer del corazón de la urbe un nuevo patrimonio mundial exige elevar al máximo los criterios de respeto y mimo en las calles intra muros.

Uno de los elementos que a día de hoy afean el núcleo de Lugo son los miles de metros de cable que discurren por las calles del casco viejo. Una realidad que encaja a la perfección en el concepto de feísmo, pero que tiene difícil solución a pesar de que el Pepri, aprobado a mediados de los años 90, ya era muy restrictivo con todo tipo de instalaciones eléctricas, telefónicas y demás cableados.

Según la norma que rige el casco histórico, todo ese tipo de instalaciones han de ir soterradas. El problema es que probablemente la mayoría estén desde antes de su aprobación y con las licencias oportunas en su momento, por lo que, según asegura el concejal de Urbanismo, Miguel Couto, no se les podría exigir que se modificaran a pesar de que un párrafo de la norma reza lo siguiente: «En las instalaciones aéreas existentes, se producirá la subterraneización mediante convenio entre las compañías concesionarias y el Ayuntamiento, de modo que se realice de forma simultánea con las aperturas de zanjas de otros servicios o renovación de pavimentos». Y añade que esos trabajos serían «por cuenta de las compañías respectivas y previa la oportuna programación y coordinación».

La única vía que el edil socialista vería sería una actuación integral. «Só poderías tentar buscarlle unha solución en colaboración con propietarios, asociacións, etc... facendo por exemplo actuacións concretas para eliminar eses cableados por zonas. Podería plantexarse, pero con colaboración. Non hai cabida para a vía coercitiva», asegura. Además, defiende Couto que esto se antoja muy complejo.

Eso sí. Desde la entrada en vigor del Pepri la norma no deja margen para la instalación de nuevos postes o soportes de cableado aéreo y ya avisaba entonces de que mientras no se pasaban al subsuelo, los cables que discurrían por las fachadas de los edificios estaban obligados a hacerlo por la linea de cornisa en sentido horizontal -la zona más elevada de las edificaciones- y en la línea de medianera en sentido vertical, dos cuestiones que no se cumplen en numerosos puntos del casco antiguo.

La fibra óptica

La otra cara de la moneda es que la imposibilidad de cablear en aéreo el casco viejo lleva aparejadas dificultades para que las empresas de telecomunicaciones ofrezcan servicios como la fibra al corazón de la muralla, algo que Couto define como una «demanda histórica».

El Concello está recabando informes para ver si habría algún modo de encontrar una entente, y sobre la mesa está también la posibilidad de estudiar un cambio en el Pepri, obsoleto en algunos aspectos, aunque entiende el edil que a estas alturas sería cambiar las reglas de juego y habría que analizarlo con mucho detenimiento.

Un decreto estatal obliga a administraciones como los ayuntamientos a ceder, con las contraprestaciones que correspondan, sus canalizaciones para que las compañías puedan ofertar estos servicios, pero estas no estarían siempre por la labor de aprovecharlo. Además, aquí habría otro problema. La fibra, por ejemplo, llegaría hasta los portales, pero luego habría que darle acceso a los edificios o bien por las fachadas, algo ilegal, o buscando vías por el subsuelo, con todo lo que entraña en una ciudad como Lugo desde el punto de vista arqueológico. La cuestión está sobre la mesa, y mientras el Concello mira de reojo a lo que se está haciendo en otros lugares, como el plan piloto que el Consorcio de Santiago ha puesto en marcha. Si hay soluciones, Lugo las contemplará. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El cableado daña las fachadas del casco histórico de Lugo