Un centro gallego de Barcelona aparece con pintadas amenazantes en la fachada

José Manuel Pan
josé manuel pan REDACCIÓN / LA VOZ

LUGO CIUDAD

Pintadas amenazantes en la fachada del centro gallego Saudade
Pintadas amenazantes en la fachada del centro gallego Saudade Saudade

Es la cuarta vez que la agrupación cultural Saudade sufre un sabotaje de este tipo

03 ene 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

«Siempre nos hacen algo. Por el día de la Constitución, por el día de Fin de Año... Les da igual el motivo». Eduardo Méndez, lucense de Navia de Suarna (Lugo) y con 57 años de vida en Barcelona, lamenta la situación que está viviendo la Agrupación Cultural Galega Saudade, de la que es presidente y que tiene su sede en la calle Chapi, en el barrio de Horta de la Ciudad Condal.

Es la cuarta vez que este centro gallego sufre un sabotaje de este tipo, y en las pintadas lo advierten como el cuarto aviso que le hacen a la entidad cultural. Esta vez lo hicieron en la madrugada de Fin de Año. Nadie vio a los autores de las pintadas, pero Méndez no tiene duda de que son los CDR. Explica que en anteriores ocasiones algunos vecinos vieron a un grupo de jóvenes de 16 o 17 años haciendo las pintadas. «Son unos críos», dice el presidente de Saudade, que añade que todos iban encapuchados. De ahí la dificultad para identificarlos.

El centro cultural ha denunciado los hechos ante los Mossos d’Esquadra, «pero como no se ha podido identificar a nadie, hay muy poco que hacer», afirma Méndez, que llegó a Barcelona con sus padres cuando aún era un niño, con 11 años. No encuentra una explicación a lo que está pasando. Dice que los problemas vienen desde el mes de octubre, cuando el entonces presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, realizó una reunión de partido en el centro gallego durante los disturbios que se produjeron tras conocerse la sentencia del procés. Aquel día, Rivera tuvo que ser escoltado por los mossos para poder salir del local. «No era un acto político, era una reunión de partido que no estaba abierta al público», explica Méndez.