Madelo aún no ha conseguido un hogar

A pesar de que cientos de asociaciones han compartido su historia, este perro no consigue una familia que lo quiera


Lugo / La Voz

Madelo no ha conseguido un hogar. Pablo Vázquez, voluntario de la Protectora de Animales y Plantas de Lugo y padrino del perro, espera que llegue pronto una familia que trate y cuide a Madelo como se merece.

Aunque cientos de asociaciones y particulares de todo el país han compartido la historia de este perro que lleva seis años en la protectora lucense, nadie se ha decantado por darle una nueva oportunidad. 

Madelo es un mastín de nueve años y unos 40 kilogramos de peso. Pablo se teme que corra la misma suerte que otros muchos animales, que jamás llegan a conseguir un hogar lejos de los caniles de la protectora.

Historias con fondo y trasfondo

Cuando Madelo llegó no dejaba que nadie lo tocase. Le costó dos años aprender a recibir cariño. Cientos de animales son abandonados cada año y otros tantos llegan a la protectora tras ser maltratados, algunos después de un largo periodo de tiempo. También hay perros decomisados, que no pueden darse en adopción porque hay algún trámite judicial abierto. 

En invierno, las condiciones de vida empeoran para los más de 250 perros y gatos que ven en la protectora su hogar. Por eso Pablo quiere que Madelo, tras muchos años en la protectora, tenga una nueva oportunidad. No le importa llevarlo al lugar que sea de España, siempre y cuando sea para dejarlo con una buena familia.

;
Madelo, seis años sin adoptar Pablo Vázquez es un voluntario que acaba de apadrinar a este animal y que le está buscando un nuevo hogar

En Navidad, las adopciones suelen subir, pero es importante recordar que los animales no son regalos de Navidad. En algunas protectoras no dejan salir a los perros hasta que pase el día de Reyes para evitar que se conviertan en mercancía. En Lugo se permitirán las adopciones. Eso sí, bajo unos requisitos imprescindibles que demuestren que el animal no es un regalo y sí una adopción de verdad.

Ante una reforma más que necesaria y que parece no llegar nunca, son las personas como Pablo las que permiten que los animales tengan una vida lo más digna posible en el refugio.

El perro que puede con lobos, osos y jabalíes

M. Alfonso

La asociación para la conservación del mastín tradicional español sostiene que este can es el instrumento ideal para combatir los ataques de la fauna salvaje que tantas pérdidas ocasiona a los ganaderos

Al Macizo Central de Ourense acaban de llegar Dakota y Nevada con una misión clara: ocuparse del ganado de su nuevo propietario y evitar, entre otras cosas, que este sea atacado por depredadores de todo tipo, desde lobos a jabalíes. Y es que el mastín español tradicional es un perro acostumbrado a cuidar de ovejas, cabras, vacas e incluso caballos y evitarles peligros, por lo que puede ser una forma natural de combatir a la fauna que pone en peligro a las reses, explican desde la asociación para la conservación de esta especie. La entidad argumenta también que estos canes ayudan a conservar la fauna salvaje, pues su principal misión no es la de matar al atacante, sino la de disuadirlo, aunque no dudará en dejarse la piel por su rebaño si fuera necesario. Por eso consideran que deberían estar reconocidos como un método que ayuda al ganadero para prevenir pérdidas y estar subvencionado, de alguna manera, por la administración.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Comentarios

Madelo aún no ha conseguido un hogar