Máximas distinciones para el trabajo hecho por Lugo

El Concello entrega las medallas de oro de la ciudad a los exalcaldes de la etapa democrática


Lugo / La Voz

Coincidiendo con el 19 aniversario de la Muralla como Patrimonio de la Humanidad, el Concello de Lugo entregó este mediodía en el Museo Interactivo de Historia de Lugo (MIHL) las medallas de oro de la ciudad a los exalcaldes de la etapa democrática, coincidiendo además este 2019 con el 40 aniversario de las primeras corporaciones democráticas. La alcaldesa de Lugo, la socialista Lara Méndez, hizo entrega de las medallas y de los diplomas acreditativos a Jose Manuel Novo, hijo del que fue alcalde entre 1979 y 1983, José Novo Freire, y fallecido en el 2012; a Vicente Quiroga Figueroa, hijo del alcalde Vicente Quiroga (1983-1991), y que no puso asistir por enfermedad; a Eugenio Corral, compañero de corporación y amigo de Tomás Notario Vacas, alcalde de 1991 a 1995 y que no puso acudir al acto; a Joaquín García Díez, alcalde de 1995 a 1999 y en la actualidad diputado en el Congreso; y a José López Orozco, alcalde de 1999 al 2015.

Al acto acudieron decenas de amigos y familiares de los homenajeados, además de autoridades y vecinos de la ciudad. Fue llamativa la presencia de antiguos concejales de las corporaciones en las que estuvieron como alcaldes los citados. El acto, además, tuvo momentos de máxima emoción, recordando las vivencias de los alcaldes, las horas que dedicaron a su trabajo y que perdieron de presencia con sus familias; y además se recordaron a aquellos ediles que fueron falleciendo en los últimos años.

Durante la entraga de las medallas se pudieron ver varios videos recordando los logros y dificultades que tuvieron que afrontar cada uno de los alcaldes. Los homenajeados ofrecieron discursos de agradecimiento y aportaron algunas frases para recordar la labor de los políticos. El popular Joaquín García Díez hizo un llamamiento a los actuales ediles de la corporación «a que sigáis escribiendo ese libro en blanco que está por hacer», pero a la vez indicó que les gustaría «que en vez de que cada uno venda su libro, se trabaje entre todos para construirlo». Por su parte, el alcalde Orozco, al igual que hizo su predecesor, recordó el trabajo silencioso de los trabajadores municipales y destacó que la política municipal era la más apasionante de todas las facetas en la medida en que se trabajaba por el bien de los vecinos y de la ciudad.

Los discursos terminaron con la intervención de la regidora socialista Lara Méndez, la primera mujer alcaldesa de Lugo, quien calificó a Novo Freire, Vicente Quiroga, Notario Vacas, García Díez y Orozco «como referentes, porque o Lugo de hoxe leva o seu selo e nalgunhas actuacións amosaron valentía».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Máximas distinciones para el trabajo hecho por Lugo