El Balneario de Lugo quiere poner en valor más restos romanos

Pide licencia para musealizar, iluminar y acondicionar restos interiores y exteriores, como el «sudatio»


lugo / la voz

El Balneario de Lugo ya tiene todo listo para comenzar nuevos trabajos de mejora de sus instalaciones y la puesta en valor de los últimos restos arqueológicos romanos encontrados en las excavaciones. La junta de gobierno del Concello de Lugo tiene hoy encima de la mesa la petición del Balneario para otorgar la licencia para ejecutar las obras, que tienen un presupuesto cercano a los 95.000 euros.

En concreto, la petición hecha por el Balneario, que dirige Antonio Garaloces, hace referencia a la necesidad de cubrir los restos arqueológicos del sudatio, con una estructura que se pueda pisar por el visitante. Para ello, el proyecto técnico preparado por el estudio del arquitecto Mario Crecente, propone una estructura de acero inoxidable y vidrio con el fin de que puedan ser vistos, y a la vez conservados, los restos de la que fue la sauna seca de las termas romanas, hallada en las excavaciones de mediados de esta década. Además, el Balneario de Lugo quiere que esta instalar la iluminación para que también pueda ser visto el sudatio.

En la licencia que se pide al Concello se especifican mejoras en las zonas arqueológicas exteriores e interiores, como la intervención para facilitar el acceso y el conocimiento del conjunto y la iluminación y musealización de los restos que se pueden ver en el exterior del edificio.

Por otra parte, desde el punto de vista de los servicios al cliente del Balneario, se pide al Concello de Lugo que le dé licencia para hacer obras en el lucernario del patio interior, de tal forma que quieren sustituir el sistema de recogida de aguas pluviales y vidrios simples, rehabilitando la estructura con perfiles de acero inoxidable. Además, desde la dirección del centro termal de Lugo quieren adaptar los antiguos baños de tres habitaciones para que puedan ser utilizados por persona con movilidad reducida. Si el gobierno local aprueba hoy la licencia, las obras tendrán que estar terminadas en menos de un año.

Viejo hospital

Por otra parte, según informó ayer el gobierno municipal, hoy se prevén aprobar las dos últimas licencias para iniciar el proyecto previsto para el complejo del viejo Xeral. El departamento de Urbanismo que dirige el socialista Miguel Couto trasladará a la junta de gobierno la autorización para construir las instalaciones del SEPE y del Servizo Galego de Emprego, en la que fue la antigua escuela de enfermería, y para demoler los edificios de la lavandería y de la central térmica del antiguo hospital.

La licencia incluye los trabajos que ejecutará la Xunta de urbanización del entorno, como la reposición de la calle en el ámbito de la actuación y la continuidad del tramo que falta de la calle Serra de Outes, así como la renovación de todo el cableado público y de la red de sumideros. En cuanto al derribo de los edificios, con un coste de 205.000 euros, tendrán que ejecutarse en un año. En esta zona se construirá una central de biomasa y se urbanizará el entorno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Balneario de Lugo quiere poner en valor más restos romanos