1974: Cuando los autobuses empezaron a juntarse en el centro de Lugo

Las instalaciones dejaron atrás las paradas de las distintas empresas que se repartían por la ciudad


LUGO / LA VOZ

Hace décadas, cada empresa dedicada al transporte de viajeros no solo tenía sus líneas sino también su lugar de salida y de llegada: por ejemplo, los lucenses de una cierta edad recordarán que la porta da Estación era el lugar adonde llegaban y de donde salían los vehículos de la empresa Ribadeo, que conectaba la ciudad con A Coruña y con A Mariña. La situación cambió radicalmente en los años setenta, puesto que se construyó la estación de autobuses, que centralizó en el centro de la ciudad las llegadas y las salidas de los viajeros.

La obra se llevó a cabo en la misma década en que otras ciudades gallegas pasaron a contar con ese servicio -Santiago de Compostela y A Coruña, por ejemplo-. Esas dos, como Lugo, lograron gran ventaja frente a otras -Pontevedra no la tuvo hasta 1980-, aunque la ciudad amurallada destacó frente a las otras en su céntrica ubicación.

Ese detalle era precisamente subrayado, en una entrevista publicada en este periódico el 11 de octubre de 1974, por Mario Iglesias, director técnico del servicio de Tráfico en Lugo. «La situación de la estación de autobuses es óptima para los usuarios de la misma, toda vez que cae en el centro del área cívico-administrativa de la ciudad y que, como es lógico, el usuario dispone del sector a nivel peatonal sin necesidad der tomar otros autobuses o taxis».

Con la estación construida junto a la Muralla, al viajero solo que llegaba solo le hacía falta cruzar la calle para entrar en el recinto amurallado por la porta de Campo Castelo. La evolución de la ciudad ha mantenido cerca otros servicios -las dependencias de Maxisterio o los juzgados, por ejemplo-, y ha reunido a varios centenares de metros de la estación otros que estaban dispersos -el multiusos de la Xunta está en la Ronda da Muralla-.

Sin embargo, la céntrica ubicación no bastó para garantizar el éxito de unas instalaciones que hoy languidecen, y los tiempos de esplendor de la estación ya parecen lejanos desde hace tiempo: e descuido, el ambiente de insultos y de golpes entre transeúntes o el trapicheo fueron situaciones denunciadas en los últimos años. La estación se inauguró durante unas fiestas patronales, y se levantó en el terreno que había ocupado el campo de la feria, en una zona de la ciudad que también acogido las casetas del pulpo cuando la ciudad, cada otoño, celebraba el San Froilán.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

1974: Cuando los autobuses empezaron a juntarse en el centro de Lugo