«Del accidente del Alvia me quedo con el agradecimiento que mostró la gente»

El nuevo portavoz de la Policía Nacional de Lugo explica la cautela que deben tener los medios ante las investigaciones


Accedió al Cuerpo Nacional de Policía hace 20 años y tras prestar servicio en unidades como la UIP (Unidad de Intervención Policial) en ciudades donde la vorágine es la protagonista, el subinspector Manuel Arias (Lugo, 1969) optó por reducir el ajetreo constante, priorizar a su familia y llevar una vida más tranquila.

Atrás quedan las 24 horas con las botas puestas para que la boda de los actuales Reyes de España transcurriera sin incidentes o las 12 horas en las que trabajó sin pausa para auxiliar a las víctimas del accidente del Alvia.

Tras intervenir en los diez últimos acontecimientos más importantes de nuestro país, Manuel Arias llegó en 2016 a su ciudad natal y tras estar de coordinador en la Unidad de Seguridad Ciudadana, el pasado mes de septiembre pasó a ser el nexo de unión entre la Policía y los medios de comunicación. Su antecesor partió rumbo a la embajada de México, convocaron la plaza y tras ver una experiencia adecuada, solicitó ocupar el puesto.

—¿Cómo afronta esta responsabilidad?

—Afronto esta nueva etapa con mucha ilusión y ganas. Es importante renovarse y hacer cosas nuevas. Estar al frente del gabinete de prensa y riesgos laborales me permite seguir en continua actividad.

—Pero a nivel acción, Lugo deja mucho que desear. ¿Cómo cambia una ciudad como Madrid por una como Lugo?

—Lo primero es la familia y estar en el meollo y activo no significa tener que estar en Madrid, Barcelona o Ceuta. Se puede contribuir a la labor policial y en la ayuda a la sociedad desde cualquier sitio y cualquier puesto.

—¿Cómo afronta esta nueva responsabilidad?

— Es una labor complicada. Los medios de comunicación tienen que tener en cuenta que hay mucha información que no se puede revelar. Hay investigaciones abiertas y si se publican datos se puede perjudicar la investigación y el servicio que se le presta al ciudadano. Y por otro lado, hay medios de investigación que no se pueden descubrir porque de hacerlos públicos nos dificultaría nuestro trabajo.

—¿Cuál es la parte más difícil?

—La parte más complicada es el poder dar la información que se le debe dar a la sociedad a través de los medios de comunicación compensado con la labor policial, que es mantener un debido sigilo en determinadas operaciones y en los medios de investigación que tenemos que utilizar para poder preservar nuestro trabajo.

—¿Es usted consciente del poder de los medios?

—Comparto ese dicho de legislativo, ejecutivo, judicial y prensa. Los medios son el reflejo de lo que pasa en el mundo para la sociedad. Para que tengamos algo que observar alguien lo tiene que reflejar. Dependiendo del tratamiento de la información, esta va a tener una importancia fundamental en cómo va a influir en la sociedad.

—¿Es Lugo una ciudad tranquila a la hora de dar información?

—España en comparación con Europa registra índices de criminalidad bajos. Galicia es una Comunidad Autónoma tranquila y Lugo mucho más, pero siempre hay sucesos y a nuestros ciudadanos les preocupa lo que pasa aquí. Por ello, tenemos que informar.

—¿Qué balance hace del primer mes en el nuevo puesto?

—Me gusta este trabajo. El trabajo en la Comisaría se está haciendo muy bien y es digno de dar a conocer. Son muchos los medios de comunicación existentes y me gusta darle la atención a todos. Reviso la prensa, escuchó los boletines informativos y reviso los partes de denuncias, de detenidos y el de la sala. Miro si hay algo relevante, doy una vuelta por los grupos para que me informen al detalle, redacto las notas de prensa y le doy los trámites correspondientes.

El día del accidente del Alvia fue uno de los peores para Manuel Arias. «Íbamos a cubrir las manifestaciones del día 24 por la noche en Santiago y de camino escuchamos que había un accidente. Llegando a la Praza de Galicia pidieron dotaciones para asistir en el accidente. Nos mandaron a dos subgrupos de la UIP, ya estaban los compañeros de Comisaría y llegaban las ambulancias. Íbamos evacuando a las víctimas y estableciendo las vías de comunicación para la entrada y salida de las ambulancias», indica el nuevo portavoz de la Policía Nacional, que recalca que se queda con el agradecimiento que mostró mucha gente con el trabajo realizado allí. La otra imagen prefiere no comentarla. «El Alvia fue un accidente y dentro de la desgracia que supuso para mucha gente, nosotros tenemos la satisfacción de salvar vidas. Policialmente hay intervenciones muy duras, como las de Ceuta y Melilla. La vida que lleva la gente transfronteriza. En el Alvia ayudaste y cada uno continuó con su vida. En Ceuta vas a tratar de ayudarles, vuelves un año después y todo sigue exactamente igual», indica, que salienta las personas que trabajan en fronteras hacen un trabajo enorme.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

«Del accidente del Alvia me quedo con el agradecimiento que mostró la gente»