«Non seríamos iguais sen o piragüismo»

Rocío López y Ramón Fernández, paracanoístas y ejemplos en el deporte lucense

s.v.
lugo / la voz

Rocío López y Ramón Fernández son un ejemplo dentro del ámbito del deporte, cada vez no solo más profesionalizado sino también sobredimensionado en cuanto a intereses comerciales y de audiencia. Son paracanoístas y su vida, en estos momentos, es el piragüismo, el deporte que como señalan «é unha forma de vida», la actividad que les ayuda a sobrellevar sus problemas físicos y sentirse más cómodos y, quizás, quién sabe, llegar hasta el sueño de todo deportista: ser olímpico, en su caso, paralímpico.

Rocío López se convirtió el pasado julio es la primera lucense que participó en paracanoa en una competición oficial, con su intervención en el 51 Campeonato de España Sprint Olímpico, que se celebró en la ciudad asturiana de Trasona. Rocío, diagnosticada de enfermedad de Crohn, quedó en segunda posición en las pruebas de kayak 200 y 500, y eso que llegó a la competición con apenas un mes de entrenamientos.

Esta lucense mamó el piragüismo desde pequeña. Ella misma compitió hasta la categoría cadetes, con 15 años, pero lo tuvo que dejar cuando a los 17 años le diagnosticaron la enfermedad: «Tiña moitas dores, recuperaba peor dos esforzos, influíanme as comidas, ata que chegou un momento que vin que regresar ao piragüismo axudábame a sentirme mellor e grazas ao Clube Cidade de Lugo volvín nesta modalidade de paracanoa».

En la cita nacional celebrada en Asturias también estuvo Ramón Fernández, defendiendo los colores del club Cidade de Lugo. Ramón alcanzó el primer puesto en los 1.500 y los 800. Sellaba de esta manera los éxitos que ya había conseguido con tres medallas de oro en el Campeonato de España de Invierno celebrado en Sevilla o dos en la primera Copa de Sprint Olímpico en Trasona.

Rubén sufre un problema de atención e impulsividad, lo cual incluso le ha llevado a tener el corazón a 240 pulsaciones por minuto, algo que supone un riesgo para la salud. Compagina sus estudios de Formación do Profesorado con los entrenamientos en su club. Al igual que Rocío comenzó en el piragüismo de niño, con 10 años, y a través de la influencia de su hermano.

Ambos están siendo pioneros en la ciudad en una modalidad que tiene el problema de que no se celebran competiciones oficiales a nivel internacional, lo que les impide de momento poder ser paralímpicos.

Cuentan con todo el apoyo de su club, «fundamental» y reconocen que su deporte es una forma de vida: «Se non o fixéramos non seríamos as mesmas persoas, eu polo menos aprendino todo grazas ao piragüismo e unha vez que empezas non o deixas», reconoce Ramón. Rocío destaca que este deporte les ayuda a sobrellevar sus dolencias y, en especial, gracias al club y a los compañeros «todo son facilidades e apoiámonos entre todos».

Ambos -que recuerdan los tiempos gloriosos del piragüismo «cando movía a moitos palistas e público» -son ahora un ejemplo por su esfuerzo y dedicación: «Todos podemos, hai que intentalo».

«O noso soño sería poder ir a uns xogos paralímpicos, pero necesitamos recoñecemento»

«O apoio do Club Cidade de Lugo é fundamental, axudámonos entre todos»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Non seríamos iguais sen o piragüismo»